El Gobierno abombado y hongueado – Por Luis Fernando Nunes

El Gobierno abombado y hongueado – Por Luis Fernando Nunes
Foto: Pixabay

“Su estrés diario, los lleva a cometer errores y tropiezos que tratan de ser explicados (traducidos)”, afirmó el analista político Luis Fernando Nunes, en su artículo de opinión.

Y además, es el gobierno de las reculadas, pues da un paso para adelante y retrocede dos.

Su estrés diario, los lleva a cometer errores y tropiezos que tratan de ser explicados (traducidos) por los abogados figuretis o los voceros designados por quien no puede articular dos frases sin leerlas.

Las pruebas se acumulan y los testimonios se multiplican; acá no hay dudas, hay hechos, grabaciones, textos de WhatsApp, libretas, tráfico de influencias y depósitos bancarios. La ya comentada estrategia de negarlo todo, pronto se estrellará contra la pared y el abogado de los ojos azules volverá a utilizar a Sun Tzu, para contarnos otro cuento chino (Sun Tzu era chino).

Un viaje a la ONU en Nueva York nunca cae mal para despejar la mente: unas fotitos con algunos líderes aliados y tres o cuatro reuniones para rellenar la agenda. ¿Política exterior? ¿La del último Canciller renunciado o la del reculado que aprovechó el interregno para unas apetitosas consultorías? “El que puede, puede”, dice el refrán.

Por otra parte, la vicepresidenta (siguiendo el ejemplo de Aníbal Torres) coloca a más familiares en puestos claves y acá no pasa nada. Los organismos de control parecen pintados en la pared o que reaccionarán cuando esta gentita ya se haya embolsillado varios miles. Y la comisión que la investiga en el Congreso, parece que tendrá el informe listo para el 2050…

Un acólito del régimen me justificaba todo de esta manera: “Profesor, tenemos que aprovechar mientras se pueda”, con lo cual el discurso oficialista de que iban a hacer las cosas distintas a los últimos 200 años, se va al tacho.

Por otra parte, estamos a unas dos semanas de las ERM (elecciones regionales y municipales) y casi un 70% de la población aún no decide su voto; nada ni nadie los convence.

Es entendible, las campañas están aburridísimas y las “pullas” le ganan a las propuestas.

Voy a repetir la frase de otra de mis columnas anteriores: Todos somos culpables, por ser ciudadanos pasivos, que votamos con el hígado (y obligados).

Ya lo decía Platón: “Una de las sanciones por negarse a participar activamente en política, es que termines siendo gobernado por inferiores y mediocres”.

Ya sabes por qué algunos políticos y los pañales, deben ser cambiados habitualmente por la misma razón (frase de George Bernard Shaw).

Que llegue ya la primavera para que se vaya este olor a hongueado.

Por: Luis Fernando Nunes, analista político

Total
3
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
¿Por qué los negocios deben tener una página web?

¿Por qué los negocios deben tener una página web?

Post siguiente
Transferencias interbancarias podrán realizarse usando el número celular

Transferencias interbancarias podrán realizarse usando el número celular

Related Posts