La mentira – Por Luis Fernando Nunes

La mentira – Por Luis Fernando Nunes
Foto referencial: Andina

“El mito de que “Venezuela se arregló” es una ilusión óptica y una burbuja económica”, señala el analista político Luis Fernando Nunes, en un artículo de opinión.

El régimen venezolano con el paso de los años –y con la ayuda de los expertos cubanos en el tema- miente y sigue mintiendo, consultando a cada momento el manual de las mentiras de Joseph Goebbels.

Desde hace semanas nos vienen con el falso cuento de que “Venezuela se arregló”; bien descarados ellos, que fueron precisamente los culpables que una de las más sólidas economías petroleras del mundo haya llegado a más de 80% de pobres, cifra que se ha venido incrementando por los efectos pandémicos.

Hay que hacer memoria: el producto interno bruto (PBI) llegó a caer hasta el 80% hace 9 años. Desde entonces, la economía venezolana ha venido sufriendo una hiperinflación, donde el papel moneda ha servido más para hacer figuras de papel –origamis- que para intercambio o compra de algún producto.

Recordemos que hasta el nombre de la moneda –el bolívar- ha sido objeto de un maquillaje: se le ha llamado bolívar fuerte, luego bolívar soberano y el año pasado llegó a bolívar digital, tratando de obviar que ha llegado a tener hasta 14 ceros, cosa que no debe asombrar al ciudadano peruano que vivió esa tragedia en la última mitad de la década de los 80’s.

En los últimos años, ha aumentado la producción petrolera –Venezuela solo produce petróleo y pobres “exportables”- y bien sabemos que esa nación está atada al petróleo para su bien y para su mal, tanto que algún ilustre venezolano llegó a calificarlo como el “estiércol del diablo”.

Hoy el bolívar, la moneda, es una utopía; la economía se ha dolarizado, aunque en el 2003 Chávez haya impuesto un control de cambios –que fue un fracaso y una enorme fuente de corrupción- y que Maduro tuvo que derogarlo 15 años después, matando lentamente la moneda oficial y dándole la bienvenida al dólar, que hoy se comercia en la práctica en todos los negocios y transacciones.

Esto último, ha implicado el renacimiento de algún tipo de planificación en las pocas empresas que sobreviven y la posibilidad de poder importar productos en dólares, porque repito, que en Venezuela solo se produce petróleo y se reproducen pobres.

Por eso el mito de que “Venezuela se arregló” es una ilusión óptica y una burbuja económica, que ha atrapado a algunos incautos que han regresado y ahora lamentan toparse con la realidad de que nada se ha arreglado. La economía venezolana es como una montaña rusa, con altos y “muchos bajos”. Para muestra, un botón: apenas el 23 de agosto pasado, se devaluó nuevamente la moneda esta vez en un 25% y en el mercado paralelo de divisas en un 33%, sepultando de nuevo un buen grupo de negocios y comerciantes que apenas comenzaban a levantar cabeza. ¿Y qué hizo el régimen? Lo de siempre, acusar a fuerzas del exterior de una guerra económica, siempre buscando culpables foráneos y nunca aceptando sus garrafales errores.

Mentira, siempre LA MENTIRA.

Por: Luis Fernando Nunes, analista político

Total
1
Shares
Post previo
Emprendedor: claves que te ayudarán a pensar como tus clientes

Emprendedor: claves que te ayudarán a pensar como tus clientes

Post siguiente
Congresista Heidy Juárez anuncia medidas legales para limpiar su nombre tras expulsión de APP

Congresista Heidy Juárez anuncia medidas legales para limpiar su nombre tras expulsión de APP

Related Posts