Los free riders o polizones – Por: Felipe Morris

Los free riders o polizones - Por: Felipe Morris
Foto: Internet

“Los polizones ocasionan una serie de problemas y, por ello, los gobiernos se preocupan por evitar la aparición de polizones o mitigar sus efectos negativos”, afirma Felipe Morris, en una columna de opinión publicada por Perú 21.

Se llama polizones o “free riders” a aquellos individuos o ­ entidades que consumen más que una parte equitativa de un recurso o no contribuyen justamente al costo de su producción. Son ­consumidores que se ­benefician de productos o­ servicios sin pagar por ellos o que los utilizan en exceso al ser gratuitos.

El free rider es un caso extremo del comportamiento racional del ser humano que tiende a desear los mayores beneficios con los menores ­costos, muchas veces sin ­considerar al resto. En el Perú, lamentablemente los ­polizones muchas veces no tienen una connotación negativa y tampoco se les condena socialmente. Esto se debe a la extendida cultura de informalidad, donde abunda la figura de ‘Pepe el vivo’.

El sector privado no está dispuesto a proveer productos o servicios si no existen suficientes ­consumidores dispuestos a ­ pagar o si hay mucha gente que tiene la posibilidad de aprovecharse de los ­servicios sin pagar por ellos. Por ello, muchos productos y servicios son provistos por el Estado. Por ejemplo: ­parques, Fuerzas Armadas, alumbrado público o ­Policía; pero paradójicamente esto incentiva a los ­polizones que se aprovechan de que no es posible excluirlos del consumo y los ­reciben gratuitamente, ya que no pagan impuestos. Esto crea varios problemas. El más importante es que se afecta la calidad de los servicios porque, aunque muchos consumidores los valoran, habrá quienes los utilicen, pero no ­contribuyan a su financiación. El economista y sociólogo Mancur Olson estudió el problema de los polizones en los años sesenta y ­descubrió que, mientras más grandes los grupos, mayor la posibilidad de que ­aparezcan los polizones. En grupos pequeños, al haber mayor interacción, si uno se aprovecha, ­rápidamente será notado por el resto de los integrantes, ­desincentivando este comportamiento antisocial.

Los polizones ­ocasionan una serie de ­problemas y, por ello, los gobiernos se preocupan por evitar la aparición de polizones o mitigar sus efectos negativos. Ellos disponen de varias políticas para hacerles frente, incluyendo la utilización de medidas fiscales o reglamentaciones para evitar sus principales problemas, pero no siempre surten efecto. Los políticos contribuyen al ­comportamiento polizón en su afán por conseguir votos, ­ elevando los gastos y ­ escondiendo los impuestos; lo que, además, deteriora las finanzas públicas y la calidad de los servicios.

Un caso especial de polizón en nuestro país es la ­ persona que acepta un cargo público sin tener las ­capacidades, los que hoy en día abundan. El Perú está lleno de polizones porque hay mucha informalidad y pocos pagan impuestos. La corrupción política e impunidad también favorecen su existencia.

Por: Felipe Morris, economista

Columna de opinión publicada originalmente en la edición impresa del diario Perú 21 del martes 20 de setiembre del 2022

Total
1
Shares
Post previo
Empresarios peruanos de alimentos generan interés comercial por US$ 6.3 millones en Chile

Empresarios peruanos de alimentos generan interés comercial por US$ 6.3 millones en Chile

Post siguiente
OIE: Reputación internacional del Perú está expuesta

OIE: Reputación internacional del Perú está expuesta

Related Posts