“Mal paso” – por Luis Fernando Nunes

“Mal paso” - por Luis Fernando Nunes
Imagen: Freepik

“De los malos pasos de una buena parte de nuestra dirigencia política, de esos, ya no quisiéramos más pero todos los días se empeñan en seguirlos dando”, sostiene el analista Luis Fernando Nunes.

En realidad deberíamos utilizar el plural, porque no es un solo mal paso: son muchos malos pasos.

Escuchar ese bellísimo vals peruano, escrito por el genial Luis Abelardo Núñez y en distintas voces donde destacan cada una en su estilo, Eva Ayllón, Cecilia Bracamonte, Bartola o Lucía de la Cruz, es pasearse por unos sentimientos de culpa, dolor y tristeza. Pero lo escuchamos y aún con la nostalgia que nos embarga, lo disfrutamos una y otra vez.

Pero de los malos pasos de una buena parte de nuestra dirigencia política, de esos, ya no quisiéramos más pero todos los días se empeñan en seguirlos dando. ¡Qué lamentable!

Pareciera que hay cierto placer erótico en dispararse a los pies o es que piensan que siempre van a detentar un poder que los hace impunes: la justicia tarda, pero llega. Mal paso, cuando ya la desconfianza está instalada en la gran mayoría de la población pero los poderes se contentan con su 6% de aprobación, o sea, migajas. Jugar con fuego, también es un mal paso.

Mal paso si condecoras al juez que te está investigando y también si le entregas su medallita al presidente del Poder Judicial o si no permites que la prensa investigue los sobrecostos y las empresas de fachada que están construyendo el Policlínico del Legislativo, un elefante blanco al que no acudirá ningún Congresista ni ningún asesor pues esos prefieren las clínicas privadas. Mal paso porque los legisladores se quieren tumbar la Ley Servir, con lo cual la meritocracia pública se tira al tacho y triunfará una vez más la mediocridad.

Sigue la lluvia de detenciones preliminares, prisiones preventivas y el alargue de las investigaciones: malos pasos que terminan por confirmarnos que hay una polarización jurídico-política y una guerra entre pandillas de cuello blanco, con doble rasero, donde cada quien interpreta las leyes a su manera.

Dice el antiguo proverbio: “tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe”. Andamos en esta etapa de todos contra todos, y mientras tanto los malos pasos de los discursos radicalistas de los extremos políticos, avanzan porque seducen a la creciente masa descontenta y olvidada.

Así llegaron Chávez y Maduro a la Venezuela polarizada y ya pasaron 26 años de malos pasos.

¡Cuidado Perú! Deja el mal paso.

LEE: Siembra vientos – Por Luis Fernando Nunes

LEE: ¿Cómo quieres pasar a la historia? – Por Luis Fernando Nunes

Total
0
Shares
Post previo
Negocios gastronómicos: beneficios de industrializar insumos peruanos para su exportación

Negocios gastronómicos: beneficios de industrializar insumos peruanos para su exportación

Post siguiente
No es tarde para emprender: consejos para reinventarte después de los 50 años

No es tarde para emprender: consejos para reinventarte después de los 50 años

Related Posts