¿Más recaudación? La salida no es subir impuestos

El Ministro de Economía, Pedro Francke, ha declarado que el Congreso siempre ha aceptado otorgarle facultades legislativas al gobierno de turno. Lo que no dijo es que en ningún caso se utilizó este mecanismo para subir o crear nuevas tasas o impuestos, y eso es lo que él propone.

Su retórica entonces no es correcta ni completa. Si bien es necesario incrementar la recaudación tributaria, la discusión se enfoca en la forma, y subir impuestos en esta situación es lo peor que se puede hacer y no es recomendado por ningún economista experimentado. Lo que sí es urgente es ampliar la base tributaria promoviendo el incremento de la productividad de nuestro mercado laboral, combatiendo la informalidad, los altos niveles de evasión y elusión, pero sobre todo utilizar bien los recursos recaudados en servicios estatales básicos y de calidad, algo que hoy en día no ocurre.

Según la Asociación de Contribuyentes del Perú, en promedio cada año no se utiliza entre el 25% y el 40% del dinero que se destina a ministerios, gobiernos regionales y locales. Y, según la Contraloría, el 15% del presupuesto anual se pierde en actos de corrupción. Estos porcentajes significan en términos monetarios muchísimo más de los 12 mil millones de soles que Pedro Francke promete conseguir con sus reformas. ¿Por qué no empezar limpiando la casa en vez de ahorcando a la gallina ponedora?

Por otro lado, el peruano aún no recupera su trabajo, las empresas siguen siendo muy frágiles y la inestabilidad política solo empeora. Incrementar la carga impositiva en un contexto así, y además en una pequeña porción de trabajadores, personas naturales y empresas, solo incentivaría una mayor fuga de capitales, ahuyentaría la inversión privada y motivaría una mayor evasión tributaria.

LEE TAMBIÉN: La etapa posvacancia – Por: Manuel Romero Caro, economista

LEE TAMBIÉN: La inflación y el pueblo – Por: J.J. Marthans León, economista del PAD

Si el Ministerio de Economía y Finanzas quiere más dinero, que lo ahorre, que vuelva al Estado más ligero, más eficiente, menos corrupto, que capacite a funcionarios y autoridades para que puedan ejecutar buenas obras y proyectos, sin corrupción y con un plan de desarrollo nacional, regional y local bien hecho, orientado en el bienestar de los ciudadanos, no a engordar más esta burocracia que no funciona bien. En esto deberíamos estar de acuerdo todos, sin importar nuestra tendencia ideológica o partidaria.

Total
0
Shares
Post previo
campaña navideña ganancias

¿Cómo invertir las ganancias de la campaña navideña para aprovecharlas al máximo?

Post siguiente
Un subsidio no ayuda a reducir la pobreza, advierten

Un subsidio no ayuda a reducir la pobreza, advierten

Related Posts