Pájaro frutero o ladrón de gallinas – Por Luis Fernando Nunes

Pájaro frutero o ladrón de gallinas – Por Luis Fernando Nunes

“El Perú necesita nuevos liderazgos; las elecciones son una ventana de oportunidades para que salten a la cancha”, sostiene Luis Fernando Nunes en su nueva columna de opinión.

Se ha cumplido el primer mes de la detención preliminar de Pedro Castillo.

La euforia de los primeros días de protesta frente al local donde convive con Alberto Fujimori se ha disipado, claro, hasta los manifestantes tienen cuentas que pagar y llevar un pan para su casa y ahí, si acaso les daban para la gaseosa y una jamonada.

Pedro Castillo ha optado por el silencio frente a la Fiscalía, ha cambiado de abogado más que de ropa interior y, cuando le dan chance, sigue con el plan de la victimización (que tampoco le ha dado resultado).

Todo hace pensar que pasará más de veinte años preso, aunque nunca se sabe. La Fiscalía está haciendo su trabajo, pero como sabemos acá la justicia es lenta, tardía. Incautan la casa de Sarratea, cuando ahí no debe quedar ni un alfiler culpable; declaran que se ponga a derecho la exprimera dama, cuando esa ya toma tequila y come tacos; y la expimera ministra sigue caminando por Lima o Tacna, sin nadie que le toque un cabello.

Aumentó el número de “niños investigados”, pero ahí siguen cobrando quince y final de mes, y rodeados de acólitos serviles. Y muchos cerronistas siguen aferrados a sus cargos en varios ministerios, pero ahora utilizando el pasar piola o mantener el bajo perfil. Y por fin Evo no pensará que Puno es su chacra.

Pájaro frutero es un buen calificativo para Pedro Castillo, pues ya sabemos cómo van picando de flor en flor esos pajaritos traviesos. Pero ladrón de gallinas es una expresión más bien vintage, recién utilizada por Augusto Alvarez Rodrich en una de sus columnas diarias. Ambas describen perfectamente al “hasta hace un mes” hijo predilecto de Chota.

Por cierto, conozco gente muy decente nacida en Chota y que ahora tendrán que reconstruir su reputación venida a menos.

El Perú necesita nuevos liderazgos; las elecciones en principio, previstas para el 2024 (acá nunca hay tiempo para aburrirse), son una ventana de oportunidades para que salten a la cancha esos liderazgos ocultos o que mantienen bajo perfil por miedo a que los incineren de inmediato. Pero el Congreso sabe que debe aprobar una serie de reformas y los Congresistas son normalmente reacios y conservadores en materia de normativas electorales y de fondo.

La pelota entonces está en su cancha. A ver si dejamos atrás los pájaros fruteros y los ladrones de gallinas.

Señora Justicia, quítese la venda de los ojos. Use colirio y acelere los procesos porque justicia tardía, no es justicia.

Por: Luis Fernando Nunes, analista político

Total
2
Shares
Post previo
Negocios: Tendencias para automatizar la gestión de la nómina

Negocios: Tendencias para automatizar la gestión de la nómina

Post siguiente
Mypes: publican ley para reactivarlas mediante continuidad de núcleos ejecutores de compras

Mypes: publican ley para reactivarlas mediante continuidad de núcleos ejecutores de compras

Related Posts

Empresarios grandes y pequeños: ¿Somos iguales?

"¿No será que el Estado no está haciendo su parte para generar un clima de crecimiento y desarrollo adecuados para cada Martín que sale a la cancha?", señala José Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú y director del Centro de Desarrollo Integral - Cendeit, en un reciente artículo.
Leer más