“Soy un Tico” – Por Luis Fernando Nunes

“Soy un Tico” – Por Luis Fernando Nunes
Foto: @ATU_GobPeru

“¿Pero, de qué nos asombramos? ¿Acaso no vivimos en una cultura Tico? “, se pregunta el analista Luis Fernando Nunes, en su más reciente columna de opinión.

Uno trata de empezar la semana de manera optimista aún con este cielo panza de burro y esta humedad que se nos mete por los huesos, pero personas como el Congresista Guido Bellido nos frustra las buenas intenciones. Ahora resulta que, desde hace dos años, ha presentado el Proyecto de Ley 2526 para que esos vehículos conocidos como Ticos regresen a Lima y al Callao, tal cual aún se les ve en varias ciudades del interior del país. El MTC los había desaparecido en el 2003 pero Guido quiere que regresen, será porque son de su mismo peso y tamaño corporal e intelectual.

Todos sabemos que esos vehículos son un peligro rodante: no pesan siquiera 1.000 kg y su cilindrada es inferior a los 1.450 cm3. Un choque con un Tico es como romper una cáscara de un huevo, sólo que, en vez de la yema, lleva pasajeros adentro.

¿Pero, de qué nos asombramos? ¿Acaso no vivimos en una “cultura Tico”? Un Ministro de Educación que propone la reelección presidencial, cuando su amiga es un error muestral en la última encuesta o que dice que le han tergiversado sus declaraciones sobre el sexo en niñas del Departamento de Amazonas, como parte de tradiciones culturales, es un ministro Tico. La presidenta cambia los protocolos de seguridad de la entrada de visitantes a su residencia, para que no sepamos quienes entran o salen; un Antauro misógino y homofóbico pacta con Juntos para el Perú (JPP), un “partido Tico”, que siempre sale a marchar el Día del Orgullo; en noviembre se inaugura el megapuerto de Chancay pero si hoy quieres viajar de Lima hasta allá, ya sabes que te tomará con suerte unos 90 minutos a menos que dispongas de helicóptero, y así tenemos una larga lista de elementos de la “cultura Tico”.

Eso sí: en la depredación de nuestra Amazonía, ahí somos el último modelo de Mercedes Benz: a la vista y paciencia del Estado, 4.800 toneladas de cocaína se han producido entre el 2011 y 2021, gracias a los 700.000 litros de agroquímicos que se utilizan en su producción que entran a Madre de Dios o al VRAEM sin que ninguna autoridad detenga tal barbarie.

Pero como no queremos desviarnos del tema, el MTC, ese Tico ministerial que llamó “fortuito” al problema del Aeropuerto Jorge Chávez de hace un par de semanas, ahora autoriza a la Autoridad de Transporte Urbano de Lima y Callao (ATU) a que sigan circulando combis, cústers y ómnibus con hasta 35 años de antigüedad, con puertas y asientos que se caen de viejos, choferes ilegales y sin escrúpulos de competir en carreras mortales con otros colegas para ganarse un pasajero. Y ya se está hablando de legalizar todos los vehículos llamados colectivos piratas, en vez de plantear en serio una reforma integral del transporte para una ciudad que supera los diez millones de habitantes.

Somos invisibles para nuestras autoridades.

Somos un Tico.

LEE “La brújula está perdida” – por Luis Fernando Nunes

LEE: ¿Por qué los economistas fallan en sus proyecciones? – Por Carlos Parodi

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post previo
Finanzas personales: siete estrategias para que puedas controlar tus gastos

Finanzas personales: siete estrategias para que puedas controlar tus gastos

Post siguiente
Megapuerto de Chancay movilizará buques hasta con 18,000 contenedores

Megapuerto de Chancay movilizará buques hasta con 18,000 contenedores

Related Posts