Traidores a la Policía Nacional del Perú

Traidores a la Policía Nacional del Perú
Foto: Andina

“El presente artículo es para desagraviar y reivindicar a la Policía Nacional del Perú (PNP) de los maltratos y humillaciones que viene sufriendo últimamente”, señala Fernando Cillóniz en su nuevo artículo de opinión.

El presente artículo es para desagraviar y reivindicar a la Policía Nacional del Perú (PNP) de los maltratos y humillaciones que viene sufriendo últimamente por parte de las más altas autoridades del Gobierno… llámense Pedro Castillo, presidente de la República; Aníbal Torres, presidente del Consejo de Ministros; entre otros.  

Las vejaciones en cuestión vienen siendo perpetradas incluso por ciudadanos – mejor dicho, vándalos – que faltan brutalmente el respeto a la institución policial, insultando vilmente a los efectivos, y agrediéndolos con pintura y todo tipo de proyectiles como piedras, bombardas, contenedores de basura en llamas, bombas molotov, y todo lo demás.

Ciertamente, nadie pide un aplauso para los policías corruptos y abusivos infiltrados en la institución – tal como sucede en todas las instituciones del Estado y de la sociedad civil – para quienes pido el más severo castigo. Pero como alguien dijo alguna vez: Las instituciones no son las corruptas. Corruptas son las personas… ciertas personas.

Pero volviendo al tema institucional –puedo dar fe de ello– la PNP tuvo varias intervenciones extraordinarias durante mi gestión en el Gobierno Regional de Ica, durante el período 2015 – 2018. Efectivamente, gracias a la PNP se desarticularon poderosas bandas criminales de comercialización de drogas y se desalojaron invasiones promovidas por traficantes de tierras, evidentemente articulados con funcionarios municipales corruptos. El hecho es que los operativos de la PNP fueron exitosísimos. Muchos delincuentes fueron puestos en vereda, unos cuantos fueron detenidos, y no hubo ningún muerto ni herido de por medio.

Desde el inicio de mi gestión –en enero de 2015– hubo incontables ocasiones donde la PNP fue determinante para que el Gobierno Regional lleve a cabo sus proyectos y actividades, con total normalidad.

¡Cómo no reconocer la seguridad brindada al contratista que construyó las galerías filtrantes en el distrito de Los Molinos, de donde 175 mil iqueños reciben agua potable para sus viviendas! ¡Qué efectivo resultó el pare que les hicieron a los matones del Sindicato de Construcción Civil que pretendían chantajear a los contratistas que construyeron el Desembarcadero Pesquero Artesanal de Marcona, el Estadio de Pisco… entre otras obras de infraestructura urbana!   

Mucha gente no sabe –pero yo sí– que la PNP fue determinante para neutralizar a los vándalos y dirigentes antimineros que pretendieron frustrar la construcción y operación del gran proyecto cuprífero Mina Justa en Marcona.

Al César lo que es del César. Ica le debe mucho a la Policía Nacional del Perú. Y los iqueños… más. La PNP fue nuestra gran aliada en la gestión regional de aquel entonces. Gracias a la PNP, no tuvimos ningún bloqueo de carreteras durante mi gestión. Las huelgas magisteriales y de salud –tan frecuentes y vandálicas en el pasado– se llevaron a cabo pacíficamente; de acuerdo a ley. En Ica  en esos años– no hubo turbulencia social.

Habiendo pues vivido en carne propia la gran labor de la PNP en Ica, quería dar cuenta de la estrecha y fructífera relación que tuve con ella, para todo lo relacionado con el orden público. El Comité Regional de Seguridad Ciudadana (CORESEC) fue un ejemplo de puntualidad y eficiencia. Sesionamos religiosamente cada 30 días. Nunca faltó quorum. Siempre asistieron las máximas autoridades de la PNP y demás instituciones. Por todo ello –y por mucho más– quería expresar mi gratitud, aprecio, y orgullo por nuestra Policía Nacional del Perú.

No obstante, últimamente –en todo el Perú– el vejamen a la PNP superó todos los límites de la imaginación. Para muestra… algunos botones. En Ica, un policía fue golpeado a mansalva a patadas, puñetes y palos; para lo cual el valeroso efectivo tuvo que activar una bomba lacrimógena. Otro policía fue secuestrado por una turba y exhibido como rehén a través de las redes sociales de los delincuentes. Y en las demás regiones, muchos otros policías fueron igualmente maltratados. Ahí están las imágenes de los vándalos lanzando piedras contra policías desarmados y expuestos como carne de cañón. Ahí están las imágenes de las atrocidades que se cometieron contra nuestra PNP.

Entre paréntesis –dado que el Estado no hará nada al respecto– la Asociación Cívica del Perú (CÍVICA) que yo represento, está formulando las denuncias penales correspondientes contra los perpetradores de dichas agresiones a la PNP, para lo cual requerimos de la mayor cantidad de pruebas posibles. Para tales efectos, pueden enviar los videos y demás información incriminatoria a través de nuestra página web: www.civica.pe.

Conclusión: ahí están las consecuencias del maltrato y humillación que viene recibiendo la PNP de parte de nuestras más altas autoridades gubernamentales. Por ello –y por la finta de tirarse al suelo para simular una agresión policial inexistente, durante la huelga magisterial del 2017– al presidente Castillo y demás pandilleros, los considero traidores de la Policía Nacional del Perú.

Ica, 13 de julio de 2022

Columna de opinión por Fernando Cillóniz B. Experto en temas agrarios, empresario agroexportador (https://cilloniz.pe/)

Total
1
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
¿Cómo cobrar una deuda de manera judicial?

¿Cómo cobrar una deuda de manera judicial?

Post siguiente
Fuerza Popular evalúa ahora conformar la Mesa Directiva del Congreso

Fuerza Popular evalúa ahora conformar la Mesa Directiva del Congreso

Related Posts