Verdades, mentiras ¿y las zonas grises? – Por Luis Fernando Nunes

Verdades, mentiras ¿y las zonas grises? – Por Luis Fernando Nunes
Imagen: Pixabay

“Lo que ha pasado en las últimas semanas, es claramente un indicativo de que todos hemos cometido errores y excesos”, manifiesta Luis Fernando Nunes en su nueva columna de opinión.

El fallido golpe de Estado de Pedro Castillo, el pasado 7 de diciembre, terminó por hacer estallar una serie de narrativas parciales y, en algunos casos extremistas, sobre lo que ha venido ocurriendo en el país en los últimos años.

Hasta para los que hacemos análisis político hace décadas, ha sido muy complicado ir ubicándose en la búsqueda de la verdad. Y claro, lo primero que se nos viene a la mente es de cuál verdad estamos hablando, si todos pregonan que lo que ellos piensan es la verdad absoluta.

Recuerdo mucho a Sócrates que nos hablaba de la filosofía como la búsqueda de la verdad, para salvaguardar el equilibrio necesario que existe entre pensamiento, la palabra y la obra. Era lo que también se conocía como “método socrático” y que consistía en llegar hasta un argumento verdadero mediante la mayéutica, la cual consiste en un diálogo entre dos personas: un receptor y un emisor; Sócrates usaba el “elenchus” que parte de la premisa de un estado de ignorancia por parte del receptor y un argumento que el emisor propone como verdadero. Claro, ahora con la intervención de las redes sociales ese diálogo es múltiple pero también sufre de desviaciones y de los piratas informáticos y de los expertos en las fake news y, lamentablemente, mucha gente acredita en lo primero que lee y no siempre trata de verificar si es cierto.

Lamentablemente, ya muy pocos leen al gran pensador o a Platón, que también analizó a Sócrates, y se enfrascan en querer imponer verdades absolutas, que muchas veces son solo sus verdades o son mentiras, donde también existen zonas grises o puntos ciegos.

A la clase dirigente les cuesta mucho reconocer errores. Lo que ha pasado en las últimas semanas, es claramente un indicativo de que todos hemos cometido errores y excesos. Ni los manifestantes tomaron los aeropuertos para ver qué lindas son sus ciudades desde las pistas de aterrizaje ni se han seguido al pie de la letra todos los protocolos de la PNP o de las FF.AA. para el control de las paralizaciones. Hay zonas grises que, seguramente, serán muy difíciles de investigar.

Además, hay muchos intereses nacionales e internacionales en juego y mucho dinero para echarle más gasolina al fuego. Generar caos y confusión también trae dividendos.

Y para colmo, el común de la gente está pensando más en la última canción de Shakira o que Miss Perú no ganó el Miss Universo.

Y en una próxima entrega, hablaremos de esta tendencia: el querer colocar en la palestra, los temas que nos dividen, más que aquellos que pudieran unirnos.

Pareciera que lo que está de moda es: desunidos, no venceremos.

Por: Luis Fernando Nunes, analista político

Total
1
Shares
Post previo
Transformación digital: ¿Cuáles serán las principales tendencias en las empresas en 2023?

Transformación digital: ¿Cuáles serán las principales tendencias en las empresas durante 2023?

Post siguiente
El 42% de universitarios deja su carrera por falta de una buena orientación vocacional

El 42% de universitarios deja su carrera por falta de una buena orientación vocacional

Related Posts