Vitamina antipobreza, por Gonzalo Camargo

Vitamina antipobreza, por Gonzalo Camargo
Imagen: Freepik

No hay experiencia moderna de incremento del bienestar de un país que no se base en el crecimiento y expansión de la inversión privada, sostiene Gonzalo Camargo, gerente general de Bci Perú, en un artículo de opinión publicado por Semana Económica.

Para Platón, la política se define como “el arte de gobernar en beneficio de la comunidad y no de unos pocos”. En ese sentido, uno de los objetivos más importantes de todos los gobiernos es mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos. Y, si aplicamos esta reflexión al Perú, el gobierno debería ser el responsable de propiciar las condiciones para que la pobreza se reduzca y la calidad de vida de nuestra población mejore.

Hubo un periodo reciente de nuestra historia en el que esto ocurrió. Según estadísticas del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), la tasa de pobreza monetaria en el 2004 era de 58.7% de la población; es decir, aproximadamente 16 millones de peruanos vivían bajo la línea de pobreza a esa fecha. Luego de 15 años de crecimiento económico continuo, en el 2019 la pobreza se redujo al 20.2%. Y el número de peruanos pobres descendió hasta 6.4 millones de personas.

Hasta el 2019, en 15 años, un total de 9.8 millones de peruanos salieron de la pobreza. Se trata de 650,000 pobres menos al año. Pero, luego, vendrían la pandemia del Covid-19, las crisis políticas y las erradas decisiones en el manejo económico e institucional del país, que volverían a impulsar el crecimiento de la pobreza hasta en un preocupante 29%. Entre el 2020 y el 2023, alrededor de 3.2 millones de personas se convirtieron en pobres en el Perú, a un ritmo de casi 800,000 nuevos pobres al año.

Uno de los factores que explica la impresionante reducción de la pobreza antes del 2019 fue el crecimiento de la inversión privadaEntre el 2004 y el 2019, la tasa de crecimiento anual promedio de la inversión privada fue de 7.6%, destacando el periodo del 2004 al 2009, en el cual la tasa alcanzó niveles de 18.4% de crecimiento. Esta fue impulsada, principalmente, por la confianza que en ese entonces tenían los inversionistas en el futuro del país.

Para entender el impacto de la inversión privada, es útil entender a nuestro país como un niño en crecimiento. Si al niño se le brinda alimentación, vitaminas y minerales suficientes, crecerá fuerte y sano. De igual manera, la inversión privada —más del 70% del total de la inversión del Perú— constituye la vitamina que necesitamos, como país, para crecer de manera sostenida.

Cuando un inversionista decide arriesgar su capital para poner un negocio (una fábrica, una mina, una tienda, etc), necesita contratar personas que, a su vez, ayudan a dinamizar el consumo. Esta mayor demanda de productos genera que los proveedores produzcan más y, así, inviertan en expandir sus fábricas o comercios, generando más consumo y empleo. Con ello, se inicia un círculo virtuoso económico de riqueza y bienestar inclusivo.

Lamentablemente, hasta ahora no logramos reactivar el círculo virtuoso que vivimos entre el 2004 y el 2019. Señales como la reciente rebaja de la calificación crediticia del Perú por parte de Standard & Poor’s (S&P), la constante inestabilidad política, la creciente fragilidad legislativa y la cercanía de unas próximas elecciones con resultados impredecibles poco ayudan. Y todo esto se da, además, en un entorno internacional que hoy muestra inmejorables condiciones para el crecimiento de un país como el Perú.

No hay experiencia moderna de incremento del bienestar de un país que no se base en el crecimiento y expansión de la inversión privada. Si nos consideramos peruanos de verdad, que buscan lo mejor para el país al margen de ideologías, debemos defender y promover las condiciones necesarias para que la inversión privada se expanda. Sólo así el niño en crecimiento que es el Perú tendrá las vitaminas adecuadas para crecer y desarrollarse. Sólo así millones de peruanos podrán salir de la pobreza. No hay otro camino.

Por Gonzalo Camargo, gerente general de Bci Perú

Artículo de opinión publicado originalmente por Semana Económica, el 23 de junio de 2024

Total
0
Shares
Post previo
Instan al Gobierno a concretar obras que garanticen conectividad del puerto de Chancay

Instan al Gobierno a concretar obras que garanticen conectividad del puerto de Chancay

Post siguiente
Perú impulsa exportaciones de productos agroindustriales en el Summer Fancy Food

Perú impulsa exportaciones de productos agroindustriales en el Summer Fancy Food

Related Posts