Waldo Mendoza: De la bala de oro a la bala de cobre – Por Rafael Hidalgo

Foto referencial: Andina

“Gracias a este inesperado boom del cobre y la plata, se proyecta que la recaudación tributaria se normalice en 14.5% del PBI (S/ 114,489 millones) el 2021. Lo que indica que Dios sigue teniendo pasaporte peruano”, sostiene Rafael Hidalgo en una columna de opinión publicada en Expreso.

“La bala de oro es la inversión pública” señaló el “negacionista del MEF” Waldo Mendoza, afirmando que la inversión pública crecería “a dos dígitos para reactivar la economía” (7/12/20), sin atisbar en el ­ horizonte el tumbo de la segunda ola.  

Otra prueba de su escape de la realidad la dio en el último CADE al señalar que “creceríamos 10%, la tasa más alta desde 1994”, basándose en la ejecución de la inversión pública de S/15,792 millones en el cuarto trimestre del 2020, “la cifra más alta de los últimos 10 años”. Soñaba en el rebote sin reparar en el rebrote. 

En realidad, la inversión pública en el 2020 -por la cuarentena del segundo trimestre- cayó en -17.3%, creando las condiciones para que en el 2021, con el efecto rebote (al comparar con una base muy reducida) crezca 35%, ­ siempre y cuando se cumpla con los S/ 39,112 millones fijados en el presupuesto.

Sin embargo, la bala de oro sigue sin salir de la cacerina, porque la ­ inversión pública en el mes de enero fue negativa (-1.7%). En el colmo de la indolencia, la exministra de Salud, Pilar Mazzetti, en plena emergencia, apenas ejecutó en enero S/ 44 millones (-34.5%), aunque en febrero se empezó a revertir esta tendencia con los desembolsos para dos ­ hospitales de Áncash: el hospital de Pomabamba (S/ 40 millones) y el hospital de Yungay (S/ 29 millones).

No obstante, la nueva cuarentena del mes de febrero ha desacelerado otros proyectos como m la Línea 2 del Metro de Lima que cuenta con US$ 747 millones en el presupuesto del 2021. Mientras tanto, Proinversión, una vez más, promete mucho: el Parque Industrial de Ancón US$ 750 millones, las obras de cabecera del agua potable de Lima por US$ 480 millones, los ­ hospitales de EsSalud de Piura y Chimbote por US$ 300 millones, etcétera. 

También se espera que se reactive la irrigación Majes Siguas II, en donde el contratista Cobra (Florentino Pérez, el mismo de la Línea 2) espera firmar una adenda que incremente la garantía soberana en US$ 104 millones por un cambio tecnológico -al margen del contrato- elevándose la inversión total a US$ 655 millones, lo que rompe el equilibrio financiero del proyecto.

Pero, a falta de bala de oro buena es una de cobre. En lo que va del año el precio internacional del metal rojo ha venido subiendo en 17%, -impulsado por la demanda china que compró 6.2 millones de toneladas (2020)- trepando a un pico del US$ 4.30 la libra (el valor más alto desde agosto del 2(711). 

Empero, el Perú apenas produjo 2.1 millones de toneladas de cobre, una caída de 12.5%, luego de un crecimiento sostenido por tres años 2017-19, debido a la negligente cuarentena medieval impuesta por Martín Vizcarra. Siete empresas concentraron el 92% de la producción: Southern Perú (410 mil toneladas), Antamina (408 mil), Cerro Verde (361 mil), Minera Las Bambas (322 mil), Chinalco (209 mil), Antapaccay (195 mil) y Hudbay (75 mil). 

Gracias a este inesperado boom del cobre y la plata, se proyecta que la recaudación tributaria se normalice en 14.5% del PBI (S/114,489 millones) el 2021. Lo que indica que Dios sigue teniendo pasaporte peruano.

Por: Rafael Hidalgo, economista

Artículo de opinión publicado originalmente en la edición impresa del diario Expreso, del 1 de marzo del 2021.

Total
3
Shares
Post previo
peluqeria perdida cuarentena febrero

Salones de belleza regresarían a niveles prepandemia en el 2023

Post siguiente

Diez tendencias para el mundo de la moda en 2021

Related Posts

No hablemos de AFP u ONP, hablemos de pensiones

"El Estado no sabe usar el dinero, no le pidamos peras al olmo y protejamos lo que con tanto esfuerzo hemos conseguido nosotros o nuestros hermanos peruanos", afirmó José Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú y director del Centro de Desarrollo Integral - Cendeit.
Leer más

Bicentenario: ¿El comienzo de otra década perdida? Por Roberto Abusada Salah

"La clave esencial para generar la ­imprescindible gran recuperación en el 2021 radica en poner todo el énfasis del Gobierno en ­producir un aumento muy grande en la inversión pública y privada", afirmó Roberto Abusada Salah, presidente del Instituto Peruano de Economía, en un artículo de opinión publicado originalmente en la edición impresa del diario El Comercio.
Leer más