¿Y si mejor empujamos la inversión privada?

Carlos Guzmán
“La bala de oro debe ser generar regulación, leyes, trámites y en general un ­ambiente de negocios mucho más simple, amigable, y fácil para que muchos más ­ empresarios quieran entrar en el sistema formal”, señaló la Asociación de Contribuyentes del Perú.

Por Asociación de Contribuyentes del Perú
 

El nuevo ministro de ­Economía, Waldo Mendoza, afirmó que su estrategia consistirá en impulsar la inversión pública, la cual calificó como “la bala de oro para la reactivación” y que debería crecer dos dígitos en 2021, según sus  estimaciones.

Sin embargo, muchos ministros anteriores han apostado por esta estrategia y fracasaron. Es ­cierto, como dice el ministro Mendoza, que hay ­ disponible mucho fínanciamiento, pero es precisamente la ejecución final de estos el problema constante de los últimos años. Hace siete años que la inversión pública no crece. Lo que realmente se ejecuta rápido y tiene una dinámica mucho más flexible es la inversión  privada pero el Estado hace tiempo que se olvidó de ella.

En cuanto a la inversión pública, según la Asociación de Contribuyentes del Perú, al 7 de diciembre, representa solo 68% de lo invertido en 2013, a pesar de que el gasto público es 30% mayor. Entonces, cada vez que un ministro afirma que la inversión pública levantará al país, esto no ocurre. Además, tengamos en cuenta que la inversión pública no es nada más que la utilización del ­ dinero de los contribuyentes en. compras, obras y proyectos que serán ejecutados a la larga por empresas privadas,y es en estas contratacionesy ­ procesos en donde todo se traba y se pone difícil.

La inversión privada es el verdadero motor de la ­ economía, pero en el Perú es ­eminentemente informal. 
Así, aunque genera riqueza y consumo, lo hace en niveles muy bajos de productividad y, por lo tanto, con niveles también muy ­ bajos de salarios e ingresos.

La inversión pública debe ser una palanca de ­crecimiento pero no debería ser la “bala de oro”. La “bala de oro” debe ser generar regulación, leyes, trámites y en general un ­ambiente de negocios mucho más simple, amigable, y fácil para que muchos más ­ empresarios quieran entrar en el sistema formal. Con nuestros bajísimos niveles de ­ formalidad, no podremos soportar los gastos que tiene el Estado y la cuenta la seguirán pagando unos pocos.

Y es que esto de realizar proyecciones poco realistas con respecto a la inversión ­pública es una constante. Si vemos cómo es que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha realizado sus proyecciones en los últimos años, siempre se ha dicho que superaría los S/40 mil milIones en los ­ siguientes uno o dos años. Sin embargo, nunca se cumplió,y hace años seguimos alrededor del mismo nivel.

Esperemos que el nuevo ministro pueda revertir esta tendencia, pero sobre todo esperemos que este gobierno no les ponga más trabas a las empresas formales y a la generación de trabajo formal. 

 

Artículo publicado originalmente en la edición impresa del diario Perú 21, del 9 de diciembre de 2020

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Programa Peppermint Women, la iniciativa que ayuda a las mujeres a construir su idea de negocio

Post siguiente

Elecciones 2021: el 56% de peruanos no tiene candidato

Related Posts

¿El covid moldeará los próximos años?

"Ojalá construyamos una etapa de prosperidad ­compartida y no un período ­ largo de mediocridad, ­ inestabilidad, empobrecimiento y mayor desigualdad", señala Carlos Prieto Balbuena, gerente del Área de Estudios Económicos del BCP, en un artículo publicado en Gestión.
Carlos Guzmán
Leer más

La entelequia del Estado peruano

"Se tiende a creer en en un Estado capaz de hacerlo todo, cuando esto es algo irreal”, sostiene el presidente del Instituto Peruano de Economía (IPE), Roberto Abusada Salah, en un artículo de opinión publicado en la edición impresa del diario El Comercio del jueves 3 de setiembre de 2020.
Carlos Guzmán
Leer más
Total
0
Share