Exportación: La devolución de impuestos

¿Sabías que como exportador tienes acceso a una serie de beneficios que incluye la devolución del IGV por compras de tu empresa? A continuación te explicamos cómo funciona este concepto.

¿Sabías que como exportador tienes acceso a una serie de beneficios que incluye la devolución del IGV por compras de tu empresa? Hoy te voy a explicar cómo funciona este concepto.

> LEE: Retenciones, Detracciones y Percepciones

Empecemos explicando de qué se trata este concepto. Se trata de la devolución por el IGV pagado por los exportadores por compras y adquisiciones de bienes y servicios dentro del país.

Cuando el exportador compra bienes, servicios, contratos de construcción o pólizas de importación, no puede trasladar el IGV a ventas posteriores. Por ese motivo, le corresponde que la Sunat devolverle el monto correspondiente al IGV pagado.

De acuerdo a la Ley del IGV, el impuesto consignado a la compra de bienes, servicios, contratos de construcción y pólizas de importación, le da derecho al exportador a un saldo a favor.

Este saldo a favor puede ser aplicado al IGV a pagar mes a mes. En caso quede un remante, le da al exportador el derecho a un saldo a favor, materia de beneficio al exportador.

Recuerda que todos estos comprobantes deben ser consignados en los libros contables así como en el registro de compras y ventas. También es importante que todas estas operacions sean registradas en el programa de declaración de beneficios del exportador.

> LEE: Creando tu empresa en 10 pasos

Total
0
Shares
Post previo
contratación, empleo, trabajo, Perú, Manpower

Administración Pública es el sector con mayor intención de contratación

Post siguiente
El Chavo del Ocho: cinco lecciones de emprendimiento

El Chavo del Ocho: cinco lecciones de emprendimiento

Related Posts