Cinco beneficios de convertir tu negocio en un minicentro comercial

¿Quiere vender más? Amigo emprendedor, es hora de aplicar la táctica de los centros comerciales a tu negocio: ofrecer más de un producto o servicio en un solo lugar. 
multiservicios, minicentro comercial, pyme, tienda multiservicios

¿Quiere vender más? Amigo emprendedor, es hora de aplicar la táctica de los centros comerciales a tu negocio: ofrecer más de un producto o servicio en un solo lugar. 

Amigo emprendedor, es hora de aplicar la táctica de los centros comerciales a tu negocio: ofrecer más de un producto o servicio en un solo lugar. Te contamos que hoy en día, muchas pymes apuestan por un comercio multiespacio en el que combinan distintas actividades para rentabilizar el establecimiento y así llegar a nuevos públicos. ¿Qué beneficios tiene? ¡Entérate en la siguiente nota!

>LEE: 4 herramientas para que tu pequeño negocio se vea grande

Las combinaciones son infinitas, desde un restaurante-hotel, pasando por una frutería-cafetería o hasta un gimnasio-peluquería. Pero eso sí, antes de lanzarte a la aventura, es importante que hagas un estudio para analizar la viabilidad del multiservicio, que acondiciones el ambiente adecuado y que informes a la Sunat sobre los nuevos rubros que piensas abarcar.
 

Estos son los beneficios de convertir tu pyme en minicentro comercial:
 

1. Compartir gastos fijos y fiscales

Montar varios negocios en un mismo establecimiento permite ahorrar costos. Por ejemplo, el precio del alquiler no variará si te dedicas a dos o tres actividades.

 Asimismo, los gastos fiscales no cambian porque sigue siendo la misma sociedad. Lo único que se altera es la forma de comercializar. El negocio en sí es la facturación, independientemente de la estructura del establecimiento. Eso sí, deberás notificar a la Sunat sobre los nuevos rubros que desees abarcar.

También existe la posibilidad de compartir local con otro socio que se dedique a otro sector, de forma que los costos fijos se repartan y los clientes se compartan.
 

2. Autoabastecerse

Los multiespacios que se dedican a sectores complementarios pueden convertirse en sus propios proveedores. Por ejemplo, un restaurante vegetariano que a su vez dispone de una tienda de productos naturales, puede utilizar los productos que tiene expuestos.

Además, si estos artículos no tienen salida, no se estropean porque se pueden utilizar para elaborar las comidas del menú del día.
 

3. Mayor consumo

El hecho de tener varios negocios supone una tentación para el consumidor. Por ejemplo, si una persona entra en una librería y de paso ve que hay una tienda de dulces, cabe la posibilidad de que se quede a comer uno, de que ya no tenga que ir más lejos para disfrutar un dulce la próxima vez  o incluso que lo comente con sus amigos.
 

4. Luchar contra la estacionalidad

Este tipo de establecimientos brinda la oportunidad de compensar las pérdidas que se tienen durante un determinado período del año. Por ejemplo, una heladería, que ofrece además servicios de cafetería y pastelería, puede rentabilizar la caída del consumo de helado en invierno a través de sus otros dos negocios.
 

5. Ahorrar costos de marketing

Los diferentes negocios aprovechan para hacerse publicidad gratuita de forma mutua.

 

Vía: Diario Expansión de España

>LEE: Cinco tips para fijar el precio más atractivo

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post previo
defectos, emprendedores, emprendimiento, cualidades

Ocho defectos que indican que eres emprendedor

Post siguiente
entrevista de trabajo, entrevista laboral, errores, consejos, buscar trabajo, CV

Entrevista de trabajo: peores errores que cometen los jóvenes

Related Posts