E-commerce: pasos para implementarlo en tu negocio

La tendencia a nivel mundial es que el comercio electrónico será cada vez más importante. ¡Toma nota de estos consejos para que no te quedes atrás!
Foto referencial: Freepik

La tendencia a nivel mundial es que el comercio electrónico será cada vez más importante. ¡Toma nota de estos consejos para que no te quedes atrás!

El e-commerce trae muchas oportunidades para las personas emprendedoras, ya que constituye una vitrina para llegar a potenciales clientes, así como a nuevos mercados.

>LEE: Secretos para que tu negocio venda más en redes sociales 

La tendencia a nivel mundial es que el comercio electrónico será cada vez más importante, debido a que cada vez más personas cuentan con tarjetas de crédito y débito.

Toma nota de los siguientes pasos para implementar con éxito tu canal de e-commerce:

1. Define tu propuesta de valor

Para que tu canal de e-commerce sea un éxito tu propuesta de valor debe ser muy clara.  Pregúntate: ¿Qué valor ofrecerá la apertura de este nuevo canal a los clientes que ya compraban en los canales físicos?

2. Asegúrate que tu canal de e-commerce sea rentable

Luego del primer paso tienes que proyectar la rentabilidad del canal. Estos son elementos que te ayudarán a determinarla:

  • El costo fijo y variable de la plataforma de e-commerce.
  • Habrá alguien que implemente y opere el canal. ¿Cuánto costará eso?
  • Los costos asociados a la logística (almacenaje, alistamiento, proveedor logístico, logística inversa).
  • Los recursos tecnológicos y el personal para servicio al cliente.
  • Las tarifas de la pasarela de pagos.
  • La inversión en marketing digital para llevar tráfico relevante a la tienda web.

3. Sé cuidadoso al escoger la plataforma de tecnología

Los costos y servicios que ofrece una plataforma de e-commerce, que es equivalente al espacio que necesita para montar una tienda física, son muy relevantes. Existen soportes ideales para cada empresa, por lo tanto, a menos que existan necesidades puntuales, crear una a la medida resulta negativo en términos de costo y eficiencia.

4. Recuerda, tu mayor aliado será tu partner digital

Cuando hayas decidido cuál será tu plataforma de e-commerce tendrás que encontrar una empresa de servicios digitales para que implemente tu sitio web en ella. Hay cuatro factores que debes tener en cuenta para escoger al partner ideal:

  • Experiencia completa en e-commerce, orientada a generar ventas.
  • Experiencia tanto en la implementación como en la operación del canal e-commerce.
  • Experiencia con empresas/productos de diferentes categorías.
  • Certificación en analítica digital y herramientas de medición.

5. Determina la pasarela de pagos idónea

Es importante conseguir un proveedor que gestione los pagos de tu tienda web. La pasarela de pagos gestiona todas las transacciones, para que los usuarios puedan pagar de forma segura, con diferentes métodos de pago.

6. Abre la mente a una nueva logística

Los modelos logísticos del retail físico no se adaptan al retail digital. Las dinámicas son diferentes. El cambio más evidente se refiere al número, la cantidad y la frecuencia con que tienen que manejarse los pedidos. Recuerda, los canales de e-commerce perciben muchos pedidos pequeños (los que hace cada consumidor final) y esto implica cambios en el proceso, en los costos, en los proveedores y en las instalaciones necesarias.

7. Cree un área de servicio al cliente

Resulta esencial contar con canales de servicio al cliente que permitan generar tranquilidad en los usuarios y resolver todas sus dudas con rapidez y eficacia. Contar con múltiples canales de comunicación puede ayudar a suplir la presencia de un representante de la marca en persona.

8. Ten en cuenta que exhibir los productos es importante

Como en e-commerce la relación del comprador con los productos no es presencial, hay necesidades especiales en la manera de presentar lo que su empresa ofrece. La percepción de valor en sus productos y la confianza que genera su marca dependen directamente de la calidad del diseño de su web.

9. Ojo, el diseño y el e-commerce son amigos

Diseñar un sitio web enfocado en las ventas implica construir una experiencia de compra que logre enamorar a los visitantes de sus productos, y que sea eficiente y fácil. Acuérdate que el principal motivo para que no se realice una compra web es que el usuario no encuentra el producto.

10. El tráfico debe derivar en ventas

Una vez que tu canal de e-commerce ha sido implementado, es necesario conseguir tráfico relevante que pueda convertirse en ventas.  

>LEE: ¿Cómo crear una marca que impacte en la sociedad?

Vía: Infomarketing

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
(Foto: Franidi inmobiliaria)

Cinco alternativas para invertir tus utilidades

Post siguiente
(Foto: La República)

¡Sé parte de la experiencia Isolina y La Red!

Related Posts