Cómo pasar de ahorrador a inversor: cinco claves

Para poder sacarle partido al ahorro y combatir la inflación es necesario dar el paso y comenzar a invertir.

A todos nos interesa conseguir más rentabilidad para nuestros ahorros y seguro que ya sabes que la diversificación es la clave para poder obtener rentabilidad. Sin embargo, es posible que la sola idea de invertir tus ahorros te de nauseas. ¡No te preocupes! En este artículo vamos a demostrarte que hay suficientes razones para invertir.

Por ello, el equipo de Kambista, la primera casa de cambio digital del Perú, nos trae cinco claves para pasar de ahorrador a inversor. Toma nota.

  1. Supera el miedo del pequeño ahorrador

Actualmente, es difícil conseguir gran rentabilidad en cuentas de ahorro y de plazo fijo. En este contexto, puedes pensar que es mejor tener tu dinero debajo del colchón y muy probable que no quieras arriesgarte a invertir tus ahorros para no exponer lo que tanto te ha costado generar esos ingresos. Sin embargo, tienes que saber que existen diferentes fórmulas y productos para ayudarte a invertir vigilando más los riesgos, sin exponerlo todo y haciéndolo de forma controlada. Es cuestión de cambiar tu mentalidad y comenzar a derribar esas barreras mentales con información concreta sobre las posibilidades de inversión.

  1. La inflación se come tus ahorros

La inflación es el aumento del precio de los productos o servicios. Es lo que hace que cada vez tengas menos poder adquisitivo, por ejemplo, 50 soles no valen lo mismo que valían hace 15 años. La inflación es la responsable de que el dinero vaya perdiendo valor con el paso del tiempo. Esto quiere decir que, si has ahorrado 50,000 soles para tu jubilación, pero no te jubilas dentro de 20 años, cuando llegue el momento descubrirás que ese dinero guardado ya no tiene tanto valor como pensabas. Una solución para compensar esta situación es invertir en productos que te permitan una rentabilidad para evitar esa posible pérdida de poder adquisitivo.

  1. El efecto capitalización

Si inviertes tu dinero en un producto como un plan de pensiones o un fondo de inversión y consigues un rendimiento por ello, ese rendimiento se suma al capital inicial y se reinvierte, dándote opción a conseguir más beneficios.

Imagina que inviertes S/ 1000 y al terminar el periodo de inversión has obtenido un rendimiento de S/ 150. Esto lo sumas a tu capital inicial invertido y así la inversión pasaría a ser S/ 1150. 

Muchos de estos productos te permiten invertir mes a mes aportando la cantidad que hayas conseguido ahorrar y sin necesidad de que esperes haber ahorrado una gran cantidad o a una fecha determinada. Eso hace que te beneficies del efecto de capitalización desde el primer momento en el que inviertes.

LEE TAMBIÉN: ¿Cuáles son los costos que debo considerar al emprender?

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo ejecutar correctamente una idea de negocio?

  1. Invierte con control

Muchos ahorradores tienen rechazo al riesgo por el miedo a perder lo ahorrado. Pero invertir no significa hacerlo sin control, hay que elegir bien el producto donde se hace.

No confíes en esos productos que prometen ganancias ilimitadas y rápidas porque suelen ser trampa, la realidad es que no se puede conseguir una rentabilidad altísima sin asumir mucho riesgo. Por eso, depende de ti informarte y encontrar un producto que te de confianza y seguridad. 

  1. Diversifica

La diversificación es la clave del éxito cuando hablamos de inversión y también es una gran manera de reducir el riesgo. Si inviertes tu dinero en productos diferentes, hay muchas menos probabilidades de que acabes perdiéndolo.

Si alguno de los productos que elegiste sufre pérdidas, las ganancias que obtienes con los otros pueden compensarlas. Esto es algo que puedes comprobar con los fondos de inversión que se encargan de invertir el dinero de sus participantes en diferentes valores. Eso sí, debes asegurarte que el fondo de inversión sea gestionado por expertos.

Por último, recuerda que lo mejor siempre es ponerte en manos de especialistas cuando se trata de dinero ya que el tener asesoramiento de un experto te dará mayor seguridad para evaluar riesgos y elegir. La mayoría de los bancos cuentan con este servicio a disposición.

Invertir los ahorros está al alcance de todos, así que no dejes que el miedo te paralice, busca asesoramiento, desarrolla una estrategia de inversión basada en la diversificación y empieza a rentabilizar tu dinero. ¡Tú puedes!


Total
4
Shares
Post previo

Baika: La organización como puente en la sociedad

Post siguiente

¿Qué ventajas trae el aprendizaje virtual para un emprendimiento?

Related Posts