Cuatro maneras de incentivar el trabajo presencial en las empresas

Cuatro maneras de incentivar el trabajo presencial en las empresas
Foto referencial: Pexels

Socializar, ser parte de una cultura organizacional atractiva e interactuar con los compañeros, son algunas de las ventajas del trabajo presencial.

    En los últimos años el escenario laboral se ha adaptado a una nueva modalidad: el trabajo híbrido. Esta nueva forma de trabajar ciertamente ofrece ventajas, como una semana flexible para los colaboradores, pero también trae nuevos retos.

    La época de trabajo remoto demostró que el trabajo exclusivamente a la distancia perjudica la productividad, la cultura empresarial, el liderazgo, la integración de los equipos, entre otros.

    Hoy en día, en que casi la totalidad de empresas ha vuelto al trabajo presencial y otras siguen en teletrabajo, se deben tomar estos aprendizajes para aprovechar al máximo los días de trabajo en la oficina en un esquema híbrido.

    La mejor forma de promover la presencialidad, que tiene un impacto positivo en la productividad y cultura, es que todo el equipo sienta los beneficios de ella. Por esto, los especialistas de Centenario Oficinas presentan cuatro formas de potenciar estos días de trabajo en las oficinas:

    -Socializar para trabajar: Según el estudio Índice de Tendencias de Trabajo de Microsoft, la mayor motivación de los colaboradores para volver a las oficinas es el tiempo social que comparten con sus compañeros y la posibilidad de construir lazos del equipo. La conexión presencial entre los equipos es muy importante para que las personas se sientan bien. Además, fortalece la creatividad, la productividad, la comunicación efectiva y otras habilidades interpersonales.

    Ser parte de una cultura organizacional atractiva: Una empresa no solo se define por sus logros o años de experiencia, sino también por el compromiso de sus colaboradores con una cultura. Para que un colaborador se sienta conectado con su empresa, es fundamental el entorno que se genera a través de la cultura organizacional. Es importante aprovechar los días de presencialidad en la semana para promover esta cultura, pues es mucho más fácil de fomentar mediante el trabajo presencial.

    Entornos de trabajo productivos: El espacio físico en el que los colaboradores desarrollan sus actividades diarias influye en su proactividad. Los espacios grises, incómodos y sin vida quedaron atrás: es importante que el lugar de trabajo sea inspirador y atractivo.

    Espacios para aprendizaje y el desarrollo: Aprender y encontrar impulsos para el desarrollo profesional es uno de los incentivos más potentes para los trabajadores más jóvenes. Es probable que cuanto más talentosa sea la persona, más fuerte sea su deseo de aprender y potenciar su carrera. No hay como el espacio presencial para mejorar el aprendizaje.

    LEE: Cuatro estrategias clave para aumentar la motivación de tu equipo de trabajo

    LEE: Empresas: claves para reestructurar el diseño organizacional

        Total
        0
        Shares
        Post previo
        Fundación Romero lanza su programa de voluntariado con colaboradores de las empresas de Grupo Romero

        Fundación Romero lanza su programa de voluntariado con colaboradores de las empresas de Grupo Romero

        Post siguiente
        Emprendimiento: ¿Cómo fortalecer un negocio en medio de la inflación?

        Emprendimiento: ¿Cómo fortalecer un negocio en medio de la inflación?

        Related Posts