Seis estrategias que te motivarán a ahorrar

Seis estrategias que te motivarán a ahorrar
Foto: Pexels

Para ahorrar funciona muy bien visualizar aquello que deseamos obtener, digamos un viaje, estudiar en otro país, un departamento, etcétera. ¡Más consejos a continuación!

El ahorro te da seguridad y tranquilidad a nivel personal, a nivel familiar brinda estabilidad. Es la semilla de muchas cosas buenas que permiten que crezcas como persona: emprender, comprar un departamento, un automóvil, estudiar, cambiar el piso de tu casa, etcétera.

LEE: Cinco consejos para ahorrar utilizando tu tarjeta de crédito

Además, te permite construir un fondo de reserva para tu vejez y cuando no tengas ingresos, porque estadísticamente un día todos nos vamos a quedar sin ingresos y tenemos que vivir de lo que hemos ahorrado y/o invertido.

En ese sentido, Alfredo Marín, Sub Gerente de Productos Minoristas de BanBif brinda seis consejos para motivarnos a ahorrar:

1. Funciona muy bien visualizar aquello que deseamos obtener con los ahorros, digamos un viaje, el auto nuevo, estudiar en otro país, tu departamento, etcétera.

Suma si pones una imagen de tu meta cerca de tu computadora o velador, o como fondo de pantalla de tu celular y cada vez que debas decidir un gasto recordaras por qué estás esforzándote. Si no decides dar pasos concretos en el ahorro, nunca conseguirás tu sueño, aunque vivas 200 años.

2. Si no ahorras es porque has gastado todos tus ingresos, los has consumido y no hay regreso, por tanto tienes un hábito de gasto y será muy difícil que accedas a una posición que solo el ahorro te da, como por ejemplo tener tu propio departamento, auto, estudios, etcétera.

El mayor enemigo de una persona que no ahorra es el tiempo, porque tienes un intervalo de tiempo para producir y ahorrar, digamos entre los 20 años y los 65 años, mientras más pronto empieces, mayores oportunidades tendrás” refirió.

3. A veces ahorrar es como querer bajar de peso, decides empezar el lunes y no siempre lo haces. Tres cosas concretas para ahorrar: Decide, separa y aléjalo.

Busca un banco que te permita programar o automatizar tu ahorro, para eso debes abrir una cuenta adicional y programar el cargo en una y el abono en la otra todos los meses. Ahorrar el dinero en efectivo y mantenerlo en la casa es una invitación al gasto y el dinero se deprecia en sí mismo, es mejor en una cuenta bancaria. Es ideal evitar afiliar esa cuenta a la tarjeta de débito para alejar la tentación.

4. Si ya tienes una suma importante, define por cuánto tiempo no lo vas a tocar y opta por una cuenta de ahorros remunerada o por un depósito a plazo que te paga más intereses.

Si recién empiezas, debes hacerlo en una cuenta que no cobre mantenimientos por solo tenerla, luego indagas por una cuenta que pague más intereses y revisas el monto mínimo para evitar el costo de mantenimiento si la tuviera.

LEE: Emprendedor: ¿Cómo ahorrar tiempo en la cobranza de tus productos?

5. Es conveniente ahorrar en soles y dólares para hacer un balance estratégico y puedas mover tus saldos según convenga. El dólar es un activo financiero hoy y en países como el nuestro es conveniente tenerlo a mano, hay muchas cosas que además se pagan en dólares, compra de un auto, viajes, etcétera.

El sol es la moneda de uso corriente y en el que perciben sus ingresos la mayoría de personas, los intereses que pagan las entidades suelen ser mayores en soles que en dólares.

6. Un punto importante es tener en cuenta la diferencia entre el ahorro y la inversión; el ahorro en un banco siempre preserva tu capital y además ganas intereses, la inversión es un albur, si te va bien, tendrás un retorno caso contrario puedes perder hasta el capital.

Cuando ahorras tienes la liquidez a un clic o a un taxi de distancia, en una inversión depende, puede tomar horas, días, meses o simplemente no puedes recuperar lo invertido por un largo tiempo.

¿Qué más se debe tener en cuenta?

Finalmente, uno de los errores frecuentes que cometen las personas en su intento de ahorrar es subestimar su capacidad de ahorro, la gente piensa que gana poco o que no puede porque sus necesidades son mayores a sus ingresos. Ahorrar es una decisión y un hábito, sino lo tienes, no importa cuánto ganes y además las necesidades son ilimitadas y siempre queremos más, entonces decide ahora, forja el hábito y toma decisiones.

LEE: Estrategias para no afectar las finanzas mientras se consigue empleo

LEE: Empresas ahora buscan mejorar sus productos a través de inversiones en startups

Total
3
Shares
Post previo
Data Driven: ¿Cómo aprovechar los datos para mejorar la toma de decisiones en tu negocio?

Data Driven: ¿Cómo aprovechar los datos para mejorar la toma de decisiones en tu negocio?

Post siguiente
Búsqueda de empleo: ¿Qué busca una empresa al momento de contratar personal?

Empleo: ¿Qué busca una empresa al momento de contratar personal?

Related Posts