Para emprendedores: ¿Cuándo se debe liquidar una marca?

Carlos Guzmán
La marca es un signo distintivo, que diferencia a los productos y servicios de una empresa de sus competidores. No siempre es claro el momento en que debería liquidarse una marca, pero existen unos indicadores que podrían ayudar a decidirlo. Presta atención a cuáles son. >LEE: Cómo aprovechar la información pública para tu negocio
¿Cuándo se debe liquidar una marca?

La marca es un signo distintivo, que diferencia a los productos y servicios de una empresa de sus competidores. No siempre es claro el momento en que debería liquidarse una marca, pero existen unos indicadores que podrían ayudar a decidirlo. Presta atención a cuáles son.

>LEE: Cómo aprovechar la información pública para tu negocio

La marca es un signo distintivo, que diferencia a los productos y/o servicios de una empresa de sus competidores. No siempre es claro el momento en que debería liquidarse una marca, pero existen unos indicadores que podrían ayudar a decidirlo. Presta atención a cuáles son.

>LEE: Cómo aprovechar la información pública para tu negocio

Una mejor prueba de fuego para mantener o terminar una marca podría ser el propósito. En su libro “Start with Why”, Simon Sinek afirma que un sentido de propósito debería dar alguna orientación al decidir el futuro de una compañía: “En lugar de preguntarse ‘¿Qué deberíamos hacer para competir?’, la pregunta debe ser ‘¿Para empezar, por qué empezamos a hacer lo que estamos haciendo?’ y ‘¿Qué podemos hacer para que nuestra causa cobre vida, considerando todas las tecnologías y oportunidades de mercado ahora disponibles?’”.

Tal vez algunos recuerden el caso de Blockbuster, que  se convirtió rápidamente en un proveedor popular de juegos de video y películas. Con los años, a medida que Netflix y los canales de medios en Internet se desarrollaban, Blockbuster se volvía obsoleto. La marca sufrió una larga agonía y sus operaciones de alquiler de video cerraron en el 2013. Tal vez los gerentes de Blockbuster debieron liquidar la marca mucho antes que agotara valor para los accionistas. Pudieron haber iniciado otro negocio utilizando los activos de la compañía como los bienes raíces, tecnología y personal. O pudieron haber vendido antes los activos, cuando habrían sido más valiosos.

Al manejar una marca en problemas, los gerentes deberían preguntarse si esta se está ciñendo al motivo por el que fue hecha. ¿Sigue siendo relevante el propósito de la marca? ¿Puede seguir cumpliendo su propósito de forma que incremente la ventaja competitiva? Si la respuesta a estas preguntas es negativa, ¿puede la compañía saltar a un nuevo propósito que haga uso de los activos existentes?

Hoy en día muchos consumidores ya no valoran como antes que el producto que adquieren tiene un nombre conocido. En la actualidad un producto tiene que demostrar su valor por sí mismo independientemente del logo que tenga en su carcasa.

Las empresas tienen que desarrollar productos o servicios que satisfagan, e incluso superen, las expectativas de los consumidores. 
 

>LEE: Entrevista: ¿Cómo internacionalizo mi marca?

>LEE: 

¿Tienes perfil en #Linkedin? ¡Cuidado con cometer estos típicos #errores con la foto de perfil! http://goo.gl/sVXtRP

Posted by PQS on Lunes, 3 de agosto de 2015

Vía Gestión

¡Si te gustó la nota compártela!

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Lima Compost: emprendimiento social que busca difundir el compostaje urbano

Post siguiente
mypes, IGV, empresas, RUC, remype

Para mypes: ¿Qué es la recuperación anticipada del IGV?

Related Posts
Total
0
Share