Qué hacer cuando los clientes dicen “está muy caro”

Redacción PQS
Hazles saber que manejas “un buen precio” con los siguientes consejos que tenemos para tu negocio.
Foto: Shutterstock

Hazles saber que manejas “un buen precio” con los siguientes consejos que tenemos para tu negocio.

Emprendedor, el regateo es una práctica muy común en nuestro país. Los clientes peruanos siempre buscan descuentos y se valen de distintas maneras para conseguirlos.

>LEE: Qué decirle a los clientes que ‘solo están mirando’

¿Qué hacer para no alterar el equilibrio de tu negocio? A continuación te damos algunos tips para que cuando tus clientes pidan rebajas, sepan que ofreces “un buen precio”:

1. Arma secreta

Para la diseñadora Leonora Varo, muchos clientes saben que decir “está muy caro” es una receta secreta para que les den un descuento automáticamente.

Sin embargo, si tus precios son correctos y justos no deberías prestarte a este juego. “Es fatal trabajar por debajo de tus costos, te haces mucho daño regalando tu trabajo y le haces daño a tu gremio”.

2. Explica el valor de tu producto o servicio

Si estás dando un precio justo y el cliente piensa que “está muy caro” lo más probable es que no le quede claro porqué cuesta “tanto”. En este caso, Varo refiere que tu responsabilidad es explicar el valor de lo que quieres cobrar.

>LEE: Cómo vender más sin bajar los precios

3. Explica que tienes “un buen precio”

A veces simplemente son clientes a los que les gusta regatear porque piensan que siempre hay mucho margen de beneficio. En estos casos, lo mejor es hacerles ver que eres una persona honesta y demostrarle que no estás “inflando los precios”.

4. La magia de la anticipación

A esto nos referimos con el margen de beneficio. Todo emprendedor debe manejar el precio de su producto o servicio, teniendo en cuenta los futuros descuentos que los clientes siempre van a demandar.

“Deberás usar bien tu instinto y la información que tengas sobre tu cliente”, afirma Carlos Astudillo del portal Geeklancers.

Así, antes de que el cliente te pida un descuento, tú mismo podrás ofrecerlo. “Uso esto con clientes que sé que son regateadores o que tienen una relación antigua conmigo, de esta forma yo logro dar el descuento que sé que puedo dar y el cliente ya no me pedirá otro adicional”, agrega.

5. Regala y no descuentes

Existen empresas en las que los descuentos no existen. Estas prefieren regalar valor en vez de descontar dinero.

Sin embargo, un regalo es un ente tangible pero que muchas veces un cliente no logra cuantificar en dinero, de ahí la importancia de saber ofrecerlo. “Mira, más que un descuento te hago un regalo”, así se produce un impacto más positivo en la mente del consumidor.

Siempre puedes hacer regalos. Por ejemplo, si alguien te compra un mueble, puedes ofrecer el envío gratis o si te compran dos pares de zapatos puedes regalar una linda caja de regalo para Navidad. Tu creatividad es el límite.

“Siempre hay formas de regalar, valoriza cuánto cuesta el regalo para ti y úsalo a tu favor para cuando te pidan un descuento”, finaliza Astudillo. 

>LEE: La mejor estrategia de diálogo para cerrar tus ventas

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Foto: Shutterstock

LinkedIn: busca trabajo sin que tu actual empresa se entere

Post siguiente
Alternativas del sistema financiero para no llevar dinero en efectivo

Alternativas del sistema financiero para no llevar dinero en efectivo

Related Posts
Total
0
Share