Seis tips de psicología para vender más a tus clientes

Emprendedor, dicen que todos nosotros somos víctimas de nuestro propio cerebro, el cual no es tan racional como pensamos. Los errores en el procesamiento de la información son usados por los profesionales de marketing con una efectividad asombrosa para las ventas. ¡Descubre cómo a continuación!
clientes, Psicologia, ventas, empresas, consumidores

Emprendedor, dicen que todos nosotros somos víctimas de nuestro propio cerebro, el cual no es tan racional como pensamos. Los errores en el procesamiento de la información son usados por los profesionales de marketing con una efectividad asombrosa para las ventas. ¡Descubre cómo a continuación!

Emprendedor, dicen que todos nosotros somos víctimas de nuestro propio cerebro, el cual no es tan racional como pensamos. Los errores en el procesamiento de la información son usados por los profesionales de marketing con una efectividad asombrosa para las ventas. ¡Descubre cómo a continuación!

>LEE: Actitudes psicológicas para ser un emprendedor exitoso

Usar ciertas técnicas en nuestro negocio hará que podamos aumentar las ventas, si conocemos cómo funciona el cerebro de nuestros consumidores. A continuación te damos algunas:

 

1. Lo caro es igual a bueno

No hay más verdad que esta, aunque no tenga por qué ser cierto. Los especialistas explican esto con un claro ejemplo. Una vez en una joyería, al ver que las joyas no se vendían pese a estar en su precio justo, decidieron subir el valor. Por arte de magia empezó la venta. Y es que los clientes querían tener un detalle con sus parejas, pero querían algo de calidad. El precio bajo les creaba cargo de conciencia, pues no querían regalarle algo de baja calidad a su pareja. En cuanto subieron el precio de de las joyas, en el subconsciente de los compradores aumentó la calidad (aunque ésta fuera la misma).

2. Principio de contraste

El principio de contraste se usa en las técnicas de venta, aunque algunos no la usan correctamente.

Si un cliente entra a una tienda de ropa y quiere comprar un traje caro, camisas, corbatas, ropa interior… ¿qué le venderías primero? Muchos piensan que si le venden primero el traje, esa persona podría ser más reticente a comprar más cosas al haberse gastado una gran suma de dinero. Nada más alejado de la realidad.

El principio de contraste aplicado a las ventas en un negocio dice que vendas primero el producto más caro, y después los productos más baratos. ¿Por qué? porque si vendes un traje por 500 soles, después, una camisa por 47 soles y corbatas por 20 soles parece muy barato en comparación con el precio del traje. Si, por el contrario, vendemos 2 camisas de 47 soles y 3 corbatas de 20 soles, los 500 soles del traje pueden parecer mucho dinero debido al principio de contraste.

3. Efecto anclaje

Los consumidores elegimos, no en función de lo que necesitamos, sino en función de las otras opciones que tenemos para elegir. Por tanto, si nos interesa vender un producto, conseguiremos nuestro objetivo en base a las otras opciones que le demos al cliente.

Este truco lo usan muchas compañías, las cuales sacan un modelo de precio caro, y otro de precio medio. En el escaparate colocan muchos de estos modelos de precio alto y medio, y en medio (en situación estratégica) colocan un producto de menos valor. El efecto anclaje hace que ese precio nos parezca barato en comparación con el resto de sus “productos vecinos”. Si además le pones a ese producto el cartel de “Oferta” y/o “unidades limitadas”, es seguro que te lo quiten de las manos.

 

4. El sesgo de la disponibilidad

Es más probable que compremos o contratemos algo si un hecho reciente nos ha creado la necesidad de esa compra. Numerosos estudios han comprobado que la contratación de seguros de vida aumenta de forma astronómica tras un gran accidente que ha sido noticia en los diarios.

Del mismo modo, no hay nada más eficaz que vender sistemas de seguridad en un barrio donde han robado 3 veces en la última semana. El vendedor no tiene necesidad de crear la necesidad al cliente. Ya la tiene.

Es por eso que hoy día, en nuestro negocio debemos estar atentos a las noticias que puedan crear esa necesidad de comprar nuestro producto, y usarlas a nuestro favor mientras el cerebro de la gente tiene “caliente” el acontecimiento, pues estará predispuesto a comprar.

 

5. Si lo dice un experto, es cierto

Lo cierto es que no solemos juzgar un mensaje determinado, sino que evaluamos quién es el que lanza el mensaje. Asociamos los productos a la imagen del que nos los presenta. Las grandes empresas, asesoradas por expertos en marketing y psicólogos, saben que podrían ahorrarse mucho dinero contratando a un “don nadie” para hacer un anuncio, pero saben que aunque tengan que pagarle millones a un famoso, las ventas subirán como la espuma. ¿Realmente somos tan simples? Por supuesto. Más de lo que podamos llegar a imaginar.

 

 6. El consenso social

¿A dónde va Vicente? A donde va la gente. Nuestro cerebro actúa de la forma más simple posible y nos dice: “Si todo el mundo lo tiene, debe ser bueno”.
 

Vía: negocios1000.com

>LEE: Test psicológicos: Recomendaciones para enfrentarlos

>LEE: 

Existe una gran #oportunidad para desarrollar servicios orientados a personas mayores ¡Aprovéchala! http://goo.gl/9tdp2L

Posted by PQS on Lunes, 11 de enero de 2016

 

¡Si te gustó esta nota, compártela con tus amigos!

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
emprendedores, emprendimiento, consejos, socios, inversionistas, ideas de negocio

Seis formas de captar inversionistas para tu negocio

Post siguiente

Nutrición: tus propósitos para este año

Related Posts