¿Tienes un negocio?: Cómo crear una identidad visual para diferenciar tu marca

La identidad visual de una marca debe tener contraste, síntesis, estructura y congruencia.

La pandemia aceleró el nacimiento de miles de startups y emprendimientos. De acuerdo con la encuesta online sobre el Índice de Espíritu Emprendedor, elaborada por Ipsos Global en 2020, Perú ocupa el tercer lugar como el país con mayor espíritu emprendedor, después de Colombia y Sudáfrica, de una lista de 28 países. Según este estudio, el 59% de peruanos inició un negocio el año pasado, un 34% ha pensado iniciar uno y el 65% lo hará en los próximos dos años.

En línea con ello, en un contexto en el que muchas marcas han pasado de competir en los anaqueles a las redes sociales para captar la atención de los consumidores, hay un factor muy importante a considerar al momento de crear o relanzar una marca: la identidad visual. Para Oscar Mas, vicerrector de innovación y director de las carreras de Diseño de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina (UCAL), la identidad visual es clave para el posicionamiento y recordación de las marcas.

“Está comprobado que el logotipo, los colores y la tipografía son esenciales en la percepción de los clientes, por ello, es muy importante definir cómo queremos ser percibidos como marca, investigar al usuario, cliente, entender la cultura interna de la empresa, recoger información para el análisis en la construcción de aquellos conceptos que nos permitirán comunicar de forma coherente y visualmente lo que queremos para establecer una conexión con nuestras audiencias”, explica Mas, quien, además, menciona que por más pequeño que sea el negocio, debería tener en cuenta cuatro principios fundamentales al momento de construir su identidad visual:

  • Contraste. Este principio busca que te diferencies de los demás negocios y logres ser auténtico. Para lograrlo debes realizar una investigación previa que te permita mirar qué hay en el sector en el que estás, qué soluciones y qué cosas nuevas puedes incorporar. Por ejemplo, Apple es una compañía que hace las cosas de manera diferente, distinta, original y destacada.
     
  • Síntesis. A través de ella, se busca simplificar toda la información que se obtuvo de la investigación, para lograr conceptualizar, extraer la esencia y conseguir un balance. Por ello, cuando se diseña un logotipo, no es necesario recargar, solo debes quedarte con los elementos clave. Menos es siempre más, siempre y cuando sintetice lo fundamental y la esencia. Un claro ejemplo es el símbolo de BMW.
     
  • Estructura. Este es el soporte que da la base para el diseño. En el diseño, una buena estructura se explica por su proximidad, composición, secuencia, igualdad y ritmo. Así lo representa Windows, una compañía alineada, enfocada y organizada en todo lo que hace, tanto a nivel interno como externo.
     
  • Congruencia. Debe existir coherencia entre el diseño y la razón del negocio. Asimismo, debe haber consistencia entre la secuencia y el ritmo para que se articulen de forma lógica y orgánica, con significado. Este es el caso de Audi, que siempre entrega de manera consistente y congruente el mismo producto, generando valor para sus clientes.
Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post previo

Emprender en Perú con un negocio de moda para mascotas: conoce a Zsa Zsa World [Entrevista]

Post siguiente

Creación de aerolínea estatal es inconstitucional, según Confiep

Related Posts