Tres cosas que estás perdiendo al no ser formal

Si no formalizas tu negocio, nunca podrás dar los siguientes pasos que necesitas para convertirte en una gran empresa. Mira todo lo que estás perdiendo al no ser un emprendedor formal. 
Foto: Shutterstock

Si no formalizas tu negocio, nunca podrás dar los siguientes pasos que necesitas para convertirte en una gran empresa. Mira todo lo que estás perdiendo al no ser un emprendedor formal. 

El ecosistema emprendedor en el Perú es cada vez más grande y eso se comprueba con el nacimiento de negocios exitosos en cada región del país.

>LEE: Creando tu empresa en 10 pasos

Aunque son muchos los esfuerzos en cuanto a formalización, existen todavía desafíos por superar y es necesario que tú formes parte del cambio.

Son muchas cosas las que pierden los emprendedores al no formalizar su empresa, a continuación te decimos las más importantes: 

1. Respaldo del Estado

La informalidad puede ahorrarte algunos gastos al comienzo, pero recuerda que no siempre lo más barato es lo mejor.

Una empresa que es formal tiene menos costos a largo plazo ya que siempre contará con el apoyo del Estado frente a imprevistos.

“Al largo plazo, cuando se enfrentan riesgos, contingencias o daños concretos, no se tendrá la protección del Estado”, dice el abogado del Estudio Muñiz, Ramírez, Pérez-Taimán & Olaya, Boris Sebastiani.

Por ejemplo, si eres informal no tendrás la protección ante el robo de bienes ni en temas de salud. Si tú o uno de tus trabajadores sufre un accidente no letal, no será atendido en un hospital estatal y menos en uno privado al no tener un seguro contratado.

2. Convertirte en una gran empresa

Si no formalizas tu negocio, nunca podrás dar los siguientes pasos que necesitas para convertirte en una gran empresa.

Tal vez tu idea es genial y hasta franquiciable. Nadie sabe el impacto que puede tener un emprendimiento a futuro, por ello debes tener todos tus trámites en orden. ¿No quieres perder una gran oportunidad de negocios o sí?

Si eres formal obtendrás las “credenciales” que permitan el desarrollo de tu negocio en temas legales, financieros y de exportación, por ejemplo. Mientras que los emprendedores informales tienden a estancarse y nunca pasan al siguiente nivel en todo su ciclo de vida.

3. Trabajar bajo un solo sistema

El Perú es un país multicultural, pero esto no significa que el mercado deba estar regido bajo varias modalidades que solo generan caos y que impiden el crecimiento del país.

La informalidad hace que los emprendedores estén gobernados por distintas reglas de juego y que no logren una buena comunicación con el Estado.

“Los peruanos somos diferentes, pero todos tenemos que seguir las mismas reglas si queremos avanzar. La formalidad es la condición de estar bajo una sola ley”, dice Hernando de Soto, presidente del Instituto Libertad y Democracia.

¿No sabes por dónde empezar? ¡Tranquilo! Pensando en las necesidades de los emprendedores peruanos, el Campus Virtual Romero está a punto de lanzar el nuevo módulo “Formalizando mi Emprendimiento”.

¡Quédate pendiente!

>LEE: Los retos de la formalización en el Perú

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Tips para dar una buena primera impresión

Tips para dar una buena primera impresión

Post siguiente
Si se administra bien los restaurantes, pueden ser negocios de gran rentabilidad. (Foto: Shutterstock)

Cuatro trucos psicológicos para ganar más con tu restaurante

Related Posts