La salud de nuestros hijos

Por: Sara Paredes

Mamá y bloggera de De Profesión: Mamá

Una de las cosas que más nos preocupa, sino es la que más, es la salud de nuestros hijos, inclusive desde la panza. Siempre queremos que estén bien, nos duele en el alma verlos enfermitos, decaídos.

No soy médico, así que no me atreveré a darles consejos médicos ni a usar palabras técnicas; es más, siempre les recomiendo y recomendaré que vayan a un pediatra y que siempre se asesoren por un especialista para darles alguna medicina o para que sepan, con seguridad, como tratar a sus pequeños.

Los temas de salud son inmensos, para desglosarlos necesitaríamos miles de posts, así que aquí trataré algo muy general. Como mami, trato de basarme en ciertas premisas para mantener la salud de mis enanos. Lo que sí, creo que la salud física, es el reflejo de salud mental. Si nuestra alma es feliz y estamos bien anímicamente, se verá reflejado en nuestro cuerpo.

Aquí les dejo algunos consejos que trato de seguir para que mis hijos estén sanos siempre!

1. Alimentación:

Lo primero que se nos viene a la mente al momento de pensar en salud para nuestros hijos es la alimentación. Y sí, la alimentación es fundamental en el desarrollo de nuestros pequeños. Desde que nacen hasta que son adolecentes. Lo más importante es que tengan una alimentación balanceada. Debemos mezclar todo, pero sin excesos. Frutas, verduras, carbohidratos y proteínas. No hay que cometer exceso en las grasas, y evitar la comida chatarra. Hay que tener muchísima paciencia y hacer las comidas divertidas. 

Además, siempre hay que tener en cuenta que son niños, y hay que respetar cuando se sientan llenos. Tratar en lo posible de respetar sus horarios y siempre de compartir, al menos una comida con ellos. Es muy importante el desayuno y la lonchera. Siempre nutritiva y llena de energía.

2. Agua:

El agua es vital. Tratemos que nuestros hijos tomen mucha agua. Podemos darles refrescos preparados en casa, pero principalmente, es muy bueno que tomen agua pura y en cantidades. Ahora que llega el verano, mucho mejor. Ese hábito hay que formarlo desde chiquititos.

3. Dormir:

Hay que acostumbrar a nuestros hijos a dormir bien. Mínimo unas  8 horas en la noche, y para los más chiquitos es vital una siesta después de almuerzo.

4. Ejercicios:

No es necesario someterlos a horas de ejercicio, pero si basta con que jueguen y corran mucho al aire libre. Sé que muchas mamis trabajan, y tal vez no tienen el tiempo suficiente para llevar a sus enanos al parque, pero están los sábados y domingos. Es vital el contacto con la naturaleza y con el deporte. Es bueno que practiquen alguna actividad, sea baile o fútbol, por ejemplo. Eso no solo los ayudará en su organismo, sino les enseñará que es la disciplina desde pequeñitos.

5. Cuidarlos:

Si papi o mami fuman, traten de no hacerlo delante de ellos ni en lugares cerrados, como el auto, donde ellos después vayan a entrar.  Además de esto, siempre hay que hablar con ellos,  conversar de todos los temas. Hay que advertirles lo bueno y lo malo, para que siempre estén atentos y se cuiden. Hablar desde los peligros de la casa, hasta los de la calle. Con esto también les estamos dando la confianza necesaria para que nuestros nos cuenten todo.

6. Controles Médicos:

Desde bebes, hay que llevarlos mensualmente para las vacunas y para hacerles sus chequeos generales. Conforme ya entran en la edad preescolar, las visitas a los médicos van disminuyendo, pero siempre es bueno llevarlos cada tres meses a hacerles un control. Es bueno saber si el peso está de acuerdo su edad y su talla. Igualmente, les recomiendo siempre consultar con su médico, en el caso de algún resfrío por más mínimo que sea, sobre que medicinas darles a nuestros enanos.

Ojalá estos tips les sirvan mucho, y recuerden que la salud física va de la mano con el espíritu. ¡Niños felices, niños sanos!

 

Total
0
Shares
Post previo
catalogo-linio

Linio lanza catálogo físico

Post siguiente

El Tae Kwond Do en mi vida

Related Posts