Loca cuando vas de compras

Siempre hemos escuchado la frase “loca por las compras”, pero muy pocas veces “loca cuando vas de compras” y es que no siempre es placentero o divertido; en algunas ocasiones puede ser tedioso, cansado y estresante. La gran mayoría personas, dicen lo bien que se siente ir de shopping pero pocos mencionan lo mal que la pasan en el proceso de comprar.

Autor: Tiffany Man

Siempre hemos escuchado la frase “loca por las compras”, pero muy pocas veces “loca cuando vas de compras” y es que no siempre es placentero o divertido; en algunas ocasiones puede ser tedioso, cansado y estresante. La gran mayoría personas, dicen lo bien que se siente ir de shopping pero pocos mencionan lo mal que la pasan en el proceso de comprar.

Quién no ha escuchado lo siguiente, ¿Esa es la cola para el probador? ¿Esa es la cola para pagar? ¿Ese es el precio de ese polo? o el típico “nunca hay mi talla”. Por eso pensé en algunos tips para que obtener tu ropa sea mucho más sencillo. Y no solo me dirijo a las mujeres, sino también a los hombres.

Antes de empezar con los tips recuerda que ya estamos en el siglo XXI y que existen tiendas online. ¡Exacto! Tiendas virtuales en donde hay vestimenta de la marca que quieras y las tallas que necesitas. Si bien es cierto que debemos probarnos la ropa, te recomiendo comprar en tiendas online de marcas que hayan usado antes, debido que así sabrás cual es la talla correcta según la marca.

El primer tip para ir de compras y no morir en el intento es organizarte, procura hacer una lista de las prendas que deseas y lo que hace falta en tu armario. Eso sí, aférrate a ella lo más posible, para que luego no compres algo que no necesitas o que no imaginabas. Segundo, no seas discriminador(a) de las tiendas ya sean grandes pequeñas, atrévete a visitarlas puesto que nunca sabes lo que puedes encontrar.

Tercero, aprovecha las liquidaciones. El ir a una tienda en días de descuentos o cierra puertas no significa que seas pobre, todo lo contrario, demuestra tu inteligencia y audacia para economizar y cuidar tu dinero. Pero cuidadito con llevarte todo lo que encuentras en liquidación, es posible que algunas prendas pasen de moda en las siguientes temporadas. Es mejor que te lleves las piezas básicas en esos casos. Cuarto, anda de shopping solo(a) porque lo más probable es que tu acompañante se aburra de verte probar mil veces la misma ropa.

Quinto, vístete cómoda. Si vas a pasarte todo el día comprando no vayas con miles de cosas. Ponte algo ligero para que puedas probarte la ropa más rápido y así ahorrarás tiempo. Sexto, Dile ¡no! Al rush hour. Procura ir después del mediodía y que no sean fines de semanas, ya que hay menos cantidad de gente circulando en las tiendas. Séptimo, no te guíes por las tallas. No siempre eres la misma talla en todas las marcas, lleva contigo la prenda en la cual te sientas cómodo(a), no gastes algo si no estás seguro(a) así hayas demorado muchas horas en decidir. Si ya perdiste tu tiempo,  no pierdas tu dinero.

Octavo, atrévete al cambio. Quizá a muchas veces has dicho “que bonito jean, pero a mí no se me vería bien” ¿cómo lo puedes saber si no te das la oportunidad de lucirlo?

Noveno, relaciona el costo – valor. Ejemplo, un polo con un alto precio solo lo vale si la cantidad de veces que lo usarás es tan elevada como su precio. Si el costo comparado con el beneficio es menos, entonces esa prenda lo vale. Decimo, no compres por impulso. Es uno de los pasos más difíciles, hazlo cuestionándote si realmente lo necesitas y aplica el noveno paso.

Después de haberte dicho los truquitos esenciales para ir de compras, creo que es hora de que yo los ponga en práctica para no terminar agotada después de un día de shopping.

Autor: Tiffany Man

Total
0
Shares
Post previo
img_8595

Mistura 2014: Conoce la aplicación móvil para disfrutar de la feria

Post siguiente
95e3e040-0db9-479b-8ef1-94046a66545f

Los seis ejes del presupuesto del Perú para 2015

Related Posts