Obras Públicas: Cinco razones para evaluar a tu socio

Redacción PQS
Ahora que la ola de la Obra Pública empezó, conviene reflexionar la estrategia para postular correctamente en los procesos. Un error recurrente en los empresarios que postulan para ejecutar obras públicas es consorciarse con el socio inadecuado. Te contamos 5 pautas que debes tener en cuenta para evaluar a tu potencial socio.

Por: Dr. Rafael Montoya, Gerente de AIT Group

Ahora que la ola de la Obra Pública empezó, conviene reflexionar la estrategia para postular correctamente en los procesos. Un error recurrente en los empresarios que postulan para ejecutar obras públicas es consorciarse con el socio inadecuado.

En el ejercicio diario de nuestra función financiera siempre enfatizamos lo siguiente: “ganar la Buena Pro no es la tarea más difícil en la Obra Pública”. Desde nuestro punto de vista, el punto más sensible es conseguir el financiamiento para la ejecución de la obra.

Para muestra muchos botones y perlas de obras públicas inconclusas, mal ejecutadas, empresas sancionadas, y lo que es peor, sueños de los empresarios y comunidad en general por los suelos. Todo esto, porque sólo se pensó en conseguir la experiencia técnica, dejando para después la tarea de obtener el financiamiento que permita la ejecución de la obra.

Hay que poner énfasis en las cinco razones más comunes que impiden a los consorcios acceder a financiamientos cuando no se toma el asesoramiento adecuado al momento de elegir al socio en el Consorcio, fijándose únicamente en la experiencia técnica pasada que sirve para sumar puntos en la Propuesta Técnica.

Estas son las cinco razones más comunes:

 

  • Mala calificación crediticia (comportamiento de pago):

Se refiere a la forma como las empresas cumplen sus compromisos bancarios, comerciales, tributarios y laborales. Existen cinco niveles de calificación: Normal, Con Problema Potencial, Deficiente, Dudoso y Pérdida. Según los de días de atraso se va bajando de nivel.

Las instituciones financieras otorgan créditos, generalmente, a empresas que tienen la calificación “Normal” en los últimos 6 meses. Es decir, paga a tiempo o máximo dentro de los 30 días de su vencimiento.

¿Qué hacer? Recomiendo acudir a cualquier Central de Riesgos y solicitar un Reporte Crediticio para conocer la situación de tu socio. En caso se hayan regularizado algunas deudas, éstas deben acreditarse con los documentos sustentatorios.

 

  • Inconveniente historial de crédito:

La cuantía de las Obras se ha incrementado sustantivamente y ello exige evaluar si el candidato tiene experiencia crediticia en la banca. En este sentido, el historial crediticio apoya o perjudica al candidato. 

Muchas veces nos encontramos con empresas que cuentan con experiencia técnica, pero nulo o diminuto historial crediticio. Otro problema recurrente es cuando el socio tiene topadas sus líneas de créditos lo cual dificultará que le otorguen nuevos créditos para la nueva obra donde ahora es tu socio.

¿Qué hacer? Recomiendo solicitar un Reporte Crediticio y que sea analizada por un asesor financiero para conocer la capacidad financiera de tu socio.

 

  • Malos ratios financieros:

Así como las personas evalúan su salud corporal midiéndose  el colesterol, glucosa, presión arterial, etc., las empresas tienen indicadores conocidos como ratios financieros que muestran si están siendo conducidas en forma adecuada y cuenta con salud financiera.

Los ratios más comunes que se evalúan a los contratistas de Obras son Liquidez (Activo Corriente / Pasivo Corriente); Endeudamiento (Total Pasivo / Patrimonio); Rentabilidad (Utilidad Neta sobre Ventas); y Nivel de Ventas (en relación con el monto de la obra que postulan).

Estos indicadores son evaluados para determinar si existe algún elemento de riesgo interno o externo que pueda perjudicar el adecuado uso del financiamiento que se solicita. Esta información también se compara con las Declaraciones Anuales del Impuesto a la Renta y las Declaraciones Mensuales de IGV y Renta del año en curso.

¿Qué hacer? Recomiendo exigir a tu socio esta información y que sea revisada por un asesor financiero.

 

  • Nulo análisis de la Experiencia Técnica:

Otro error recurrente es no evaluar la forma de ejecución de las obras pasadas de tu socio, quien te debería aportar la Experiencia Técnica. La idoneidad tiene por objetivo calcular la Capacidad de Ejecución Real y determinar la Capacidad Libre de Ejecución en el presente.

Muchas veces nos encontramos con contratistas que ejecutan sus obras en forma extemporánea y con ampliaciones de plazo inexplicables.

Otra causa que perjudica es cuando estos ejecutores se ven envueltos en arbitrajes cuya tramitación es prolongada lo que congela la experiencia técnica del candidato. Tampoco se evalúa adecuadamente la participación de cada consorciado en las obras pasadas lo que nos indica la real capacidad de ejecución general y similar en periodos de tiempo determinados.

Finalmente, debe tomarse en cuenta que no sólo debe evaluarse la ejecución pasada sino también las obras en ejecución pues lo faltante restará la capacidad de ejecución real de tu socio.

¿Qué hacer? Recomiendo evaluar a detalle y con documentación sustentatoria la experiencia técnica pasada (Contratos de Obra, Contratos de Consorcio, Actas de Conformidad, Ultimas Valorizaciones, Arbitrajes, etc) y la presente o en ejecución (valorizaciones, cuadros de ejecución programados y ejecutados) con el apoyo de un asesor técnico.

 

  • No te entrega documentos o no te apoya en la firma de documentos financieros:

Esta última razón es de naturaleza operativa pero no por ello menos importante.

Un problema recurrente en los Consorcios es cuando el socio estuvo presente y apoyó en la constitución y firma de la Promesa o Contrato de Consorcio pero una vez ganada la Buena Pro, es renuente a entregar su información técnica respecto de obras pasadas y en ejecución, su información financiera o documentos generales.

A ello, hay que agregar que al ser parte de un Consorcio, es lógico suponer que para efectos del financiamiento las instituciones financieras exigirán la firma de todos los integrantes del consorcio

¿Qué hacer? Recomiendo contratar a un asesor especializado que anticipe a todos los integrantes del consorcio de toda la información técnica, financiera y legal que será necesaria tener a disposición antes de postular un proceso y/o solicitar un financiamiento y que efectúa una evaluación técnica sobre toda ella.

> LEE: Aprende qué hacer si estás endeudado con más de una tarjeta de crédito

> LEE:

 

Rodrigo Coquis, fundador de GreenTech Peru y ganador del #PremioPQS 2014, nos cuenta la carrera emprendedora que ha forjado y los nuevos planes que tiene para su #negocio http://goo.gl/QwoYNW

Posted by PQS on miércoles, 28 de octubre de 2015

Total
0
Shares
Post previo
imagen personal, comunicación, gestos, lenguaje no verbal

5 claves de la imagen personal

Post siguiente
descuentos, empresas, negocios, emprendimiento, promociones, emprendedores

Siete consejos para tener una buena temporada de rebajas

Related Posts
Total
0
Share