Ser Verde es buen negocio

Redacción PQS
Por: Bianca Dager, Soluciones Ambientales Totales – SAMBITO Invertir en un negocio sustentable o ecológico es una gran oportunidad de negocio. Invertir en incorporar buenas prácticas de responsabilidad socio-ambiental a su rentabilidad financiera, también lo es. Y me permitiré darles tres razones básicas por qué creo que ser verde es un buen negocio.

Por: Bianca Dager, Soluciones Ambientales Totales – SAMBITO

Invertir en un negocio sustentable o ecológico es una gran oportunidad de negocio. Invertir en incorporar buenas prácticas de responsabilidad socio-ambiental a su rentabilidad financiera, también lo es. Y me permitiré darles tres razones básicas por qué creo que ser verde es un buen negocio.

 

1. Ingresos, ahorros y costos de operación.

En SAMBITO creemos que la triple rentabilidad (planeta, sociedad y dinero) es cuestión de supervivencia. Desde usar focos ahorradores, reciclar y reutilizar insumos, reducir los consumos de suministros, o implantar programas de manejo integrados de desechos. 

Esto no es un tema sólo para los activistas ecológicos. Es también responsabilidad de consumidores, proveedores, empresarios, políticos y ciudadanos.

Hemos estado acostumbrados a disfrutar gratis los recursos que el planeta nos ofrece: el agua, el aire, los paisajes, los peces del mar, las plantas. Quizás por ello no lo hemos valorado lo suficiente.

El mercado se está volviendo poco a poco más exigente en temas de biocomercio y comercio justo donde mecanismos de evaluación de Gases de Efecto Invernadero o de contaminación del agua han derivado a mercados de Carbono, Carbono Neutral y de MDL (Mecanismos de Desarrollo Limpio).

Incorporar la rentabilidad social y ambiental en nuestras acciones es cuestión de supervivencia, incluso de supervivencia económica.

 

2. La ley y la normativa.

Hay una línea directa entre la mitigación al cambio climático y nuestras acciones como empresarios, banqueros, agricultores, ingenieros, industriales, comerciantes, transportistas, profesores. Y esto, ya los saben los gobiernos.

Por ello es clara la tendencia en los países de la región -de México a Argentina- de incrementar las normas y leyes en favor del ambiente. En Ecuador, por ejemplo, el incumplimiento es castigado incluso en el Código Integral Penal.

 

3. El mercado, la LPO y la reputación empresarial.

Los consumidores de Latinoamérica, lo dicen decenas de estudios, buscan empresas más transparentes, con acciones de RSE, con productos y servicios responsables con el planeta. Es más, están dispuestos a pagar un premio en el precio de aquellos productos responsables.

Una advertencia: Hacer ver verde algo que no lo es, es un truco peligroso que pone en peligro la confianza en la marca. Incorpora la responsabilidad socio-ambiental a tu rentabilidad financiera y tu Licencia Para Operar (LPO) -el goodwill de la comunidad- y tu reputación mejorarán. Incorporar buenas prácticas de responsabilidad socio-ambiental a tu rentabilidad financiera es un desafío ético y comercial. Y puede, además, ser motivo de reconocimiento regional.

 

Si tú, tu empresa o tu comunidad están desarrollando prácticas de responsabilidad social o ambiental, puedes inscribir tu caso para participar en los PREMIOS LATINOAMÉRICA VERDE, que reconocen a los mejores 500 casos de responsabilidad socio-ambiental de la región, desde México hasta Argentina, y crean una cultura de concienciación a favor del planeta. Las inscripciones gratutitas son en línea, si ya estás trabajando en favor del planeta, mereces ser reconocido.

Total
0
Shares
Post previo
colaboradores, conflicto, equipo, actitudes

¿Tus colaboradores ya no rinden como antes? Ten en cuenta estos puntos

Post siguiente
exporta fácil Perú

¿Cómo hago para exportar? Conoce ‘Exporta Fácil’

Related Posts
Total
0
Share