Tres casos que demuestran que no hay edad para el éxito

Redacción PQS
Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para poner en marcha tus sueños. En la siguiente nota te contamos la historia de tres emprendedores para quienes la edad no fue excusa para emprender. 
Carlos Casassa, a sus 78 años, nos demuestra que no hay obstáculos que nos impidan cumplir nuestros sueños.

Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para poner en marcha tus sueños. En la siguiente nota te contamos la historia de tres emprendedores para quienes la edad no fue excusa para emprender. 

Emprendedor, muchos coinciden en que la clave del éxito está en no escuchar los “no puedes” de los demás. ¿Tienes una idea que no sale de tu mente? ¿Siempre soñaste con tener un negocio propio? Deja las voces negativas atrás y pon tus planes en marcha.

>LEE: Los fracasos más exitosos de los últimos tiempos

A continuación te presentamos tres casos de éxito en los que la edad no fue impedimento para emprender: 

1. Harland Sanders, fundador de KFC

La historia de Harland Sanders es sin duda un claro ejemplo de perseverancia. El Coronel Sanders tenía una receta de pollo en la cual creía fervientemente, así que a la edad de 40 años decidió iniciar un pequeño restaurante.

Lamentablemente, unos años más tarde su negocio quebró. A pesar de este amargo suceso, Sanders decidió seguir adelante con su sueño y a la edad de 65 años emprendió una nueva aventura: iniciar Kentucky Fried Chicken (KFC), la cadena de pollo frito más grande del mundo.

2. Mikaila Ulmer, CEO de Bee Sweet

Mikaila Ulmer tiene solo 12 años, pero ya es la CEO de su propia empresa. Cuando tenía cuatro años, inició “Bee Sweet”, su propio negocio de limonadas hechas con miel de abeja gracias a la receta secreta de su abuela. Con el tiempo se volvió tan exitosa que su producto se vende en más de 50 tiendas de EE.UU.

“Sueña en grande, pero no solo sueñes, sueña en grande como si fueras un niño”, dice la pequeña emprendedora.

Aunque no lo creas, esta empresa de limonadas la ha llevado a participar de exitosos programas de negocios como “Shark Tank”. Para Mikaila no existe edad para emprender y ahora destina parte de sus ganancias para realizar estudios que protejan la vida de las abejas.

3. Carlos Casassa, dueño de La Fiorentina Gelatería

Prohibido pensar que existe una edad límite para emprender un negocio. Carlos Casassa, a sus 78 años, nos demuestra que no hay obstáculos que nos impidan cumplir nuestros sueños.

Desde pequeño, Don Carlos siempre quiso tener una heladería. Sin embargo, no fue sino hasta después de su jubilación hace 6 años, que hizo realidad su sueño de la infancia y abrió La Fiorentina Gelatería en Surquillo.   

Aprende más 

¿Tú también quieres sacar a flote todo tu liderazgo y proactividad para poner en marcha tus proyectos? Te recomendamos seguir el curso Desarrollando al Líder Emprendedor del Campus Virtual Romero, en el que aprenderás a desarrollar las habilidades necesarias para sacar adelante tu emprendimiento.  

Las clases inician este 23 de enero. ¡Inscríbete gratis aquí!   

>LEE: Cuatro motivos para ser mejores profesionales

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
malpartida

PQSresponde: la factura electrónica y el sistema de Intercambio Electrónico de Documentos (EDI)

Post siguiente
Limeños se sienten creativos, emprendedores y alegres

Limeños se sienten creativos, emprendedores y alegres

Related Posts
Total
0
Share